Menú Buscar
Una foto de archivo de la Policía Nacional durante una detención

Detenido por retener en su domicilio a una mujer a la que obligó a mantener relaciones

La víctima y el detenido se conocieron en Internet y tras chatear durante varios meses concretaron una fecha para conocerse en persona

3 min

La Policía Nacional ha detenido a un hombre de 35 años en Benalmádena (Málaga) por haber encerrado durante ocho días bajo llave a una mujer en su domicilio y haberla obligado a mantener relaciones sexuales varias veces al día.

La víctima, de 32 años y natural de República Dominicana, conoció al detenido en Internet. Ambos mantuvieron una ciberrelación durante varios meses que culminó con la visita de la joven a la ciudad andaluza para conocerse en persona. 

En un principio, la víctima residió en la casa de unos familiares, pero no tardó en irse a vivir con él. A las 24 horas de convivencia empezó a sufrir amenazas. El arrestado la obligaba a mantener relaciones sexuales y a permanecer desnuda en el domicilio. Además, dejaba a la mujer encerrada con llave cuando salía del apartamento, apenas le facilitaba alimento y controlaba su teléfono móvil. 

Control absoluto

El presunto agresor "se ponía violento, golpeándola y tirándole del pelo si ella desobedecía" y vigilaba todos sus contactos y mensajes del teléfono móvil, según el relato de la víctima. Afortunadamente, la víctima consiguió escapar gracias a una llamada con su prima. Hablando en clave pudo contarle lo que ocurría. 

Tras explicar a la Policía que el hombre le hacía fotografías y vídeos en contra de su voluntad y que es posible que hubiera tenido conductas similares con otras mujeres con anterioridad, los agentes registraron el domicilio, en el que intervinieron un ordenador portátil, una cámara de vídeo y una memoria USB, que tendrán que ser analizados.

El hombre, al que se le imputan los delitos de detención ilegal, agresión sexual y malos tratos, fue detenido en Benalmádena la misma noche en que la mujer acudió a un centro hospitalario de Málaga. La investigación sigue abierta para determinar si existen otras víctimas por conductas y delitos similares en el pasado.