Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El fugitivo italiano Gioacchino Gammino, a la derecha / GOOGLE MAPS

Detenido un jefe de la mafia italiana gracias a una foto en Google Maps

Gioacchino Gammino, uno de los fugitivos más buscados en Italia desde hace 20 años, estaba escondido en Galapagar como chef y jardinero

3 min

Google Maps ha sido la aplicación que ha logrado dar con uno de los fugitivos más buscados en Italia desde hace 20 años. El jefe de la mafia italiana, Gioacchino Gammin, fue detenido el pasado mes de diciembre tras ser descubierto gracias a la opción Street View, el servicio de Google que permite "navegar" por las calles de todo el mundo a través de las tomas de Google Cars.

"¿Pero cómo me habéis encontrado? Ni siquiera he llamado a mi familia en los últimos 10 años", fue la respuesta del hombre de 61 años, tan asombrado como los mismos que lo capturaron. El fiscal de Palermo, Francesco Lo Voi, a cargo de las operaciones de búsqueda del criminal, asegura que no es que se hayan pasado "todos los días buscando a fugitivos en Google Maps".

Investigación online

Según explicó él mismo a The Guardian, "las investigaciones ya apuntaban a España" desde hacía tiempo. "Íbamos por buen camino y Google Maps nos ayudó a confirmar nuestras investigaciones", ha determinado tras dar con el fugitivo. Tal y como aparece en la aplicación de Google, el hombre de la imagen correspondía con el fugitivo.

El hallazgo definitivo se dio a través de Facebook: cerca de donde encontraron a Gammin había un restaurante, La Cocina de Mano, en cuya cuenta social aparecía una foto del hombre vestido de chef y reconocible a través de una cicatriz en el lado izquierdo de la barbilla. Blanco y en botella: era él.

Nueva vida

Gioacchino Gammino se había creado una nueva identidad en España para no ser descubierto. Manuel Mormino, el nombre que había elegido para su nueva vida, se encontraba en el pueblo madrileño de Galapagar. Incluso tenía un nuevo matrimonio para no levantar sospechas. 

Se había convertido en jardinero y chef, propietario de El huerto de Manu y La cocina de Manu. Sin embargo, lo que él realmente era uno de los jefes del Stidda de Agrigento, en guerra con la vieja guardia de la Cosa Nostra. Detenido en 1998 en Barcelona, fue condenado a cadena perpetua en la cárcel de Rebibbia, de donde se fugó en 2002 hasta ahora.