Menú Buscar
Un agente de la Guardia Civil, de espaldas / EFE

Un dermatólogo trata de vender 'productos milagrosos' contra el coronavirus en internet

El especialista defiende que realizó ensayos clínicos, un hecho que desmiente la Agencia Española del Medicamento

3 min

La Guardia Civil investiga a un dermatólogo, afincado en Valencia, que vendía por internet productos milagrosos para prevenir y curar el coronavirus SARS-CoV-2.

El empresario, de 80 años y dedicado al sector de la cosmética, está investigado como supuesto autor de un delito relativo al mercado y a los consumidores. Las diligencias se han remitido al Decanato de los Juzgados de Valencia.

Tráfico y reclamos

La Operación Theriaca se puso en marcha en Vizcaya en el marco de la ya activa Operación Shield, cuyo objetivo es luchar contra el tráfico de elementos de protección, medicamentos, productos sanitarios y complementos alimenticios relacionados con el Covid-19.

Los agentes detectaron que, entre marzo y abril, el sospechoso aparecía en “numerosos medios de comunicación”, la web de su propia empresa y varios vídeos de internet, en los que aseguraba que “sus productos, basados en la lactoferrina, no sólo prevenían, sino que además curaban” la enfermedad.

El empresario afirmaba también que había realizado ensayos clínicos en 75 pacientes en los hospitales de La Paz e Ifema de Madrid y el hospital de Manises de Valencia, según la Guardia Civil. Unos estudios que no se produjeron.

Sin pruebas

La Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios asevera que su área de Ensayos Clínicos no había autorizado “la realización de ensayos clínicos con sus productos en pacientes”. Unos datos que confirmaron las consejerías de Sanidad del País Vasco y la Comunidad Valenciana, que aseveran que la empresa investigada “únicamente había donado muestras de sus productos, pero en ningún caso para la realización de un ensayo clínico”.

Una vez localizado el empresario y tras los descubrimientos citados, se apercibió formalmente al sospechoso y se requirió la retirada inmediata de los vídeos promocionales. Tras analizar los productos, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición ha constatado que sólo son complementos alimenticios.