Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Ambulancia del Servicio de Emergencias de Castilla y León /EP

Denuncian la muerte de una mujer que no consiguió atención médica en una semana

La sexagenaria fue hallada sin vida en su domicilio por su propia madre varios días después de que empezará a encontrarse mal

3 min

La familia de una mujer de 63 años, hallada muerta en su domicilio de Valladolid, el pasado martes 18 de enero, ha denunciado a la sanidad pública de Castilla y León ante el Juzgado de Guardia por una supuesta omisión del deber de socorro. La sexagenaria fue encontrada sin vida por su madre octogenaria tras varios días de llamadas a su centro de salud sin que fuera atendida.

La asociación del Defensor del Paciente ha reclamado a la Fiscalía que inicie una investigación para esclarecer las circunstancias en que se produjo el óbito. La primera comunicación con el 112 se produjo el 12 de enero, seis días antes de que se certificara su defunción, al sentir que le dolía el brazo derecho y se le dormía la mano.

Una semana intentando contactar

En un comunicado, el Defensor del Paciente expone que la mujer empezó a encontrarse mal ese mismo día y que, en consecuencia, llamó al servicio de Emergencias para solicitar asistencia médica. Si bien, señalan que el operador la derivó a su centro de salud aunque “siempre comunicaban”.

Tras varias jornadas intentando establecer algún tipo de comunicación con el ambulatorio, la mujer se autosometió a una prueba diagnóstica --antígenos-- del Sars-CoV-2, la cual dio negativo. Poco después, ella misma se desplazó hasta el Centro de Especialidades Arturo Eyries, una vez más sin lograr ser atendida.

El hallazgo del cadáver

Finalmente, la madre de la fallecida acudió al domicilio de su hija después sus propios hijos intentaran localizarla por teléfono sin éxito los días siguientes. Una vez en el interior de la vivienda, encontró el cadáver.

La mujer llamó rápidamente al 112, pero al revelar que se encontraba muerta el servicio de Emergencias no movilizó a los medios sanitarios. Acto seguido, llamó a la Policía Local, quien sí que ordenó trasladar un médico del centro de salud Casa del Barco hasta el domicilio.