Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de recurso de un dron /PEXELS

Denunciado por volar un dron en Barcelona que ponía en peligro las aeronaves tripuladas

El hombre, de 36 años, teledirigía los vuelos desde el balcón de su casa y realizaba rutas de más de seis kilómetros

3 min

Los Mossos d'Esquadra han denunciado a un hombre por hacer volar un dron a gran altura por encima de la ciudad de Barcelona. Según ha informado este lunes el cuerpo policial, el vehículo aéreo no tripulado suponía un riesgo para las otras aeronaves que sobrevuelan la capital catalana, así como para la seguridad pública.

El infractor, un de 36 años, está acusado de no tener certificado de operador de drones ni seguro de responsabilidad. Además, la aeronave tampoco contaba con la placa de identificación reglada ni la autorización correspondiente. Por todo ello, se calcula que la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) podría interponer en su contra una sanción de hasta 220.000 euros.

Riesgo para las aeronaves tripuladas

El Área Central de Medios Aéreos de la Policía de la Generalitat denunció al individuo el pasado 28 de enero, al comprobar que había efectuado varios vuelos de forma irregular. Una operativa que ponía en riesgo de colisión al resto de aeronaves tripuladas --helicópteros de los servicios de emergencia--, que vuelan en el espacio aéreo de la Ciudad Condal.

Los Mossos detectaron los vuelos por medio de los sistemas de detección de drones, enmarcados dentro del proyecto Kuppel. Se trata de un sistema homologado por la OTAN, que dispone de unos sensores instalados en distintos puntos de la ciudad y que configuran una especie de cúpula de protección aérea mediante la cual pueden ser detectados y geolocalizados.

Dispositivo e identificación

La policía de la Generalitat ha informado que el sujeto investigado iniciaba las operaciones desde el balcón de su casa, cerca de plaza Cerdà, y que realizaba rutas de más de seis kilómetros de distancia ​​a una altura superior a la permitida. Una práctica totalmente prohibida por ley y que hace imposible que el piloto del dron pueda adoptar medidas para evitar la colisión del mismo con otras aeronaves.

Para dar con el infractor, los agentes de la Unidad Técnica de Seguridad Aérea (UTSA) y la Unidad de Drones (UDRON) idearon un dispositivo que les permitió localizar al individuo mientras teledirigía uno de los vuelos. Tras ser identificado, se procedió a interponer la denuncia en su contra.