Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una televisión antigua, sin canales TDT / CG

Declaran culpable a un hombre que mató a golpes a su vecino en una pelea por la TDT

El acusado le pateó fuertemente la cabeza y llegó a saltar reiteradamente sobre ella, lo que provocó 17 heridas internas que acabaron con su vida

3 min

El jurado popular ha declarado culpable de asesinato a un hombre que mató a golpes a su vecino después de enfrentarse con él, durante más de un año, a causa del arreglo de una TDT.

Según fuentes judiciales, los hechos ocurrieron en septiembre de 2018 en la localidad malagueña de Algarrobo. El juicio empezó el pasado 26 de octubre y, en su declaración, el acusado se declaró culpable y reconoció los hechos.

"No sé lo que hice"

El procesado admitió que en septiembre de 2017 tuvo un primer enfrentamiento con la víctima por el que también fue condenado, al igual que la pareja del fallecido. Además, reconoció que el día de los hechos fue a buscar al hombre a la carpa en la que se celebraban actos festivos por La quema de Algarrobo, donde hacía labores de vigilancia.

Del mismo modo, afirmó que ambos discutieron, forcejearon y él "lo zarandeó". Los dos cayeron al suelo, pero siguieron "peleando". Inicialmente, el acusado dijo que no sabía con seguridad "lo que hice", pero que creía que había llegado a patearle la cabeza. Al final lo admitió, y reconoció que dejó abandonado al agredido porque le entró miedo.

Llegó a saltar sobre su cabeza

Según las acusaciones, el procesado pateó a la víctima "con una violencia extrema totalmente desproporcionada" y le dejó "sin posibilidad de incorporarse o defenderse". Además, llegó a "golpearle de forma reiterada y con gran brutalidad" y a "saltar varias veces sobre la cabeza". Así fue como el hombre sufrió las 17 heridas que le provocaron la muerte.

Por su parte, la defensa incidió en que su cliente, desde el principio de la investigación, colaboró con la Guardia Civil para el esclarecimiento de los hechos. También reiteró que llevó a los agentes hasta donde había tirado la ropa que llevaba el día de los hechos, y que se sometió de forma voluntaria a una prueba de saliva.