Menú Buscar
Una foto ilustrativa de un ritual religioso condenada

Condenada a 99 años de cárcel por matar a un niño "para sacarle el demonio"

La pastora realizó una ceremonia de resurrección después de matar al niño de hambre

2 min

Una pastora evangélica de la ciudad de Balch Springs, Estados Unidos, ha sido condenada a 99 años de cárcel por haber provocado la muerte a un niño de dos años. La pastora no mató al menor, pero si le causó grandes daños físicos que provocaron que muriera días más tarde en el hospital. 

La condenada, Aracely Meza de 52 años, sometió al pequeño a un ayuna extremo para "sacarle un demonio" del cuerpo. Ella misma asegura convencida que creía que tenía un "demonio dentro" y que solo el ayuno prolongado podría salvarle. Tras 21 dias sin comer, el menor murió de hambre. Una vez fallecido intentó resucitarlo durante horas mientras celebrara una ceremonia religiosa alrededor del menor. 

Meza alegó en el juicio: "Pensaba que Dios lo despertaría".

Sin papeles y con miedo

Los padres del menor, de nombre Benjamín, dieron a su hijo a esta pastora para que  "lo liberara de un demonio". Todos ellos vivían en la misma casa, pero no se les permitía intervenir. También se reporta que los padres confiaban en las acciones de la pastora, que organizó su propia iglesia evangélica y que muchos ven como una profeta.

Una de las mujeres que también vivió en la casa donde murió el niño explica que los padres no se atrevían denunciar la situación ante las autoridades por sus estatus ilegal, ya que son emigrantes indocumentados. La investigación arrancó en 2015 cuando la policía recibió un vídeo con la muerte del niño grabada. Además de cumplir su condena, la mujer deberá pagar una multa de 10.000 dólares.