Menú Buscar
Una foto fe archivo del Hospital Materno Infantil de Málaga cárcel

Cinco años de cárcel para una mujer que intentó asfixiar a su bebé

La mujer desconectó el respirador del recién nacido y le tapó la nariz y la boca durante varios segundos

3 min

Una mujer ha sido condenada por la Audiencia de Málaga a cinco años de cárcel tras inentar asesinar en grado de tentativa a su hijo de 11 meses. Además, también se le ha privado de la patria potestad y no podrá acercarse a una distancia inferior a 200 etros a su hijo durante seis años. 

Los hechos ocurrieron en en el Hosital Materno Infatil de Málaga. La madre acudió al centro alegando que “el menor no se movía en la cuna, que estaba como muerto, tenía color pálido, los labios morados y aparentemente no respiraba, y que le administró oxígeno con mascarilla que tenía prescrito” según la sentencia, que afirma que en urgencias “no se encontró patología”.

El menor ya había ingresado en el mismo centro anteriormente cuando tenía un mes y medio de vida por una arritmia cardíaca. El bebé fue ingresado y puesto bajo vigilancia motorizada mediante pulsióximentro y un aparato cardiorrespiratorio. La madre “desconectó intencionadamente” durante doce segundos, tiempo en el que tapó con su mano la boca y nariz del menor, provocando asfixia y una entrada en parada respiratoria. El monitor alertó de la bradicardia al ser de nuevo conectado, y no registró el episodio, el cual no es vital ya que solo refleja la actividad cardiaca del paciente.

Los profesionales comprobaron el funcionamiento y se constató que fue desconectado manualmente, ni consta que sufriera avería alguna, pero sí registra lo que ocurre durante una alarma, así como el minuto anterior y el posterior, y en este caso no se registraron los 58 segundos anteriores a la alerta.

Tal y como refleja la sentencia, el menor sufrió “una parada cardiorrespiratoria , con cianosis y quedó inconsciente, lo que precisó la asistencia del personal sanitario mediante ventilación y reanimación cardiopulmonar para evitar su muerte”. El bebé permaneció durante seis días en la Unidad de Cuidados Intensivos de Pediatría, donde no presentó nuevos episodios ni se detectaron arritmias, por esto fue trasladado a planta y se le dio el alta 25 días después de su ingreso, sin secuelas.