Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Operación de la PN que ha liberado en Vélez-Málaga siete víctimas de explotación sexual sometidas a vigilancia a través de cámaras ocultas / EP

Cae una red que explotaba sexualmente a siete mujeres en Vélez-Málaga obligadas a trabajar 24 horas

Las víctimas tenían que distribuir sustancias estupefacientes entre los clientes y eran vigiladas a través de cámaras ocultas

4 min

Siete víctimas de explotación sexual han sido liberadas en la localidad de Vélez-Málaga. Los agentes de la Policía Nacional han detenido a 13 personas como presuntas responsables de delitos relativos a la prostitución, blanqueo de capitales, falsedad documental, contra la salud pública y pertenencia a organización criminal.

Según han informado desde la Comisaría provincial en Málaga de la Policía Nacional en un comunicado, obligaban a las víctimas a ejercer la prostitución durante jornadas que podrían alcanzar en algunos casos las 24 horas y a distribuir sustancias estupefacientes entre los clientes. Durante la operación se han intervenido distintas sustancias, pastillas vigorizantes, balanzas de precisión, cámaras de seguridad, ordenadores y se han bloqueado activos de la organización por valor de casi 60.000 euros.

Explotación sexual

La operación denominada 'León', llevada a cabo por agentes adscritos a la Ucrif de la Comisaría de Vélez-Málaga y de la Comisaría Provincial de Málaga, se inició a comienzos de 2021 a partir de una información que apuntaba a la posible explotación sexual de mujeres en una vivienda del núcleo de Torre del Mar, en Vélez-Málaga.

Las gestiones de los investigadores fueron desgranando la estructura de una organización criminal que supuestamente se dedicaba a explotar sexualmente a mujeres, en situación de vulnerabilidad y mayoritariamente extranjeras, desde tres pisos en dicha zona del municipio malagueño.

Siete víctimas

Las pesquisas de los agentes confirmaron que las víctimas de explotación sexual y laboral "eran sometidas a jornadas maratonianas, trabajando en algunos casos hasta 24 horas continuadas, bajo una férrea vigilancia y siendo obligadas también a distribuir sustancias estupefacientes entre los clientes", han indicado desde la Policía Nacional.

Finalmente, una vez identificados los supuestos integrantes de la trama, los agentes llevaron a cabo la entrada y registro en los tres inmuebles objeto de seguimiento, en los que fueron localizadas y liberadas siete víctimas y se detuvo a varios miembros del grupo criminal. Además fueron intervenidas 25 dosis de cocaína, 100 gramos de marihuana distribuidos en pequeños envoltorios, paquetes con pastillas vigorizantes, balanzas de precisión, 3.965 euros en efectivo, ordenadores y teléfonos móviles.

Registros

Durante los registros de los domicilios donde se realizaba la actividad ilícita, los agentes se percataron de que los integrantes de la organización habían instalado un sistema de vigilancia con cámaras ocultas, para controlar que las víctimas cumplían con las jornadas impuestas. Las cámaras pasaban completamente desapercibidas ya que unas simulaban ser bombillas comunes y otras se encontraban camufladas en otros elementos del mobiliario.

Asimismo, supuestamente, el dinero obtenido del negocio fraudulento era reutilizado para la compra de sustancias estupefacientes que, posteriormente, vendían entre los clientes. Además, en una segunda fase de la operación, los investigadores dieron por desarticulada completamente la trama criminal e intervinieron activos por valor de 59.634 euros. Al final se ha detenido a un total de 13 personas que fueron puestas a disposición de la autoridad judicial.