Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Foto de archivo de una cárcel / EP

Cadena perpetua para una mujer que mató a su marido por violar a sus hijos

La madre asesinó al hombre mientras dormía como venganza por haber abusado sexualmente de sus niños

2 min

Una mujer ha sido detenida y condenada a cadena perpetua por haber asesinado a su marido con agua y azúcar hirviendo mientras dormía. Corinna Smith, la acusada, tenía un motivo de peso para hacerlo: el hombre había violado a sus hijos cuando eran pequeños.

Según recoge El Caso, este trágico suceso ocurrió el verano pasado en Cheshire, una ciudad de Gran Bretaña. Justo un año después, se ha conocido la sentencia: la mujer, de 59 años, tendrá que cumplir cadena perpetua por el homicidio a su marido.

Asesinato premeditado

A pesar de que Corinna intentó desestimar que se trató de un asesinato imprudente, los jueces han determinado que fue un crimen completamente premeditado, ya que estuvo más de 13 minutos hirviendo el agua que se utilizó como arma homicida. 

La mujer asesinó a su marido, Michael Bines, de 80 años, mientras dormía. Hirvió un cubo con tres bolsas de azúcar y le tiró la mezcla por encima al hombre, provocándole graves quemaduras que terminaron matándolo semanas después en el hospital.

Venganza

El motivo de este homicidio no fue otro que por venganza. Los hijos de la pareja le confesaron a su madre que su marido los había agredido sexualmente cuando ellos eran pequeños. Corinna no pudo perdonárselo y decidió quitarle la vida.

Al haber fallecido, no se puede demostrar que Michael violase a sus hijos. Por lo tanto, la única culpable que queda con vida es Corinna Smith, que tendrá que pasar, como mínimo, 12 años en la cárcel.