Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un avión de DHL se parte en dos tras salirse de la pista /EP

Un avión de DHL se parte en dos al salirse de la pista

La tripulación de la aeronave, un Boeing 757, había reportado un problema en el sistema hidráulico justo después de despegar

3 min

Un avión de carga de la compañía DHL se ha salido de la pista después de tomar tierra en el aeropuerto de San José, en Costa Rica este jueves por la tarde. El Boieng 757 de la empresa de paquetería se ha visto obligado a regresar al aeropuerto de origen y realizar un aterrizaje de emergencia después de que la tripulación detectase un fallo en el sistema hidráulico durante el despegue.

La aeronave, que debía volar hacia Guatemala, ha tenido que quemar combustible sobrevolando varios minutos los alrededores de la capital costarricense para así aligerar el peso y minimizar los riesgos del aterrizaje. A bordo del aparato tan solo viajaban el piloto y el copiloto: ambos presentan lesiones y contusiones de poca gravedad.  

Sin daños personales

El aeropuerto de San José ha permanecido cerrado al tráfico aéreo durante varias horas hasta que el avión accidentado ha sido retirado de la pista. Varias operaciones se han desviado a bases alternativas, mientras que otras han tenido que realizar esperas en diferentes puntos antes de iniciar la aproximación final.

Entre las frecuencias afectadas, se encuentra el vuelo de Iberia 6317que había partido del aeropuerto de Barajas a las 11.35 horas de la mañana. Tras varios minutos volando en el punto de espera asignado, el Airbus A330 ha tomado tierra sin complicaciones.

El avión será desguazado y vendido por piezas

Varios de los pasajeros que se encontraban en la terminal del aeropuerto han difundido vídeos del accidente del DHL, en las redes sociales, grabados desde sus teléfonos móviles. En ellos se puede ver como el avión aterriza con normalidad, pero termina saliéndose de la pista, cuando accede a una de las calles de rodadura. A continuación derrapa, se sale del trazado y el fuselaje se parte en dos.

La aeronave, de 22 años de antigüedad, ha quedado totalmente inoperativa tras el siniestro. De hecho, según ha trascendido, será desguazada y vendida por piezas en las próximas semanas. A lo largo de la jornada, el aeropuerto de San José ha tenido que cancelar 28 operaciones y se han registrado largas colas que salían incluso de la zona de facturación de la terminal.