Menú Buscar
Imagen del inicio de la pelea en el autobús chino que acabó con 15 muertos en China / CG

Una discusión en un autobús en China acaba con 15 muertos

El trágico suceso en el oeste del país asiático se inició con una riña entre el conductor del vehículo y una pasajera

3 min

Una discusión en un autobús en China ha acabado con 15 muertos. El trágico incidente tuvo lugar en una carretera al oeste del país esta semana, cuando el conductor del vehículo y una pasajera se enfrentaron porque ésta acusaba al chófer de haberse saltado su parada. El profesional perdió el control del vehículo, que se estrelló contra la barrera de un puente y acabó cayendo al río Yangtze.

La trágica secuencia acabó grabada en dos cámaras, una situada en el interior del autobús y otra ubicada en el salpicadero de otro coche que se acercaba de frente.

Caída de 60 metros

Según las grabaciones, el hombre, que se sienta al volante y la mujer, que está de pie, discuten frente a la cabina del autobús hasta que ésta le golpea al menos dos veces. En ese momento y aturdido por los guantazos de la pasajera, el profesional pierde el control del vehículo. La cámara de un coche que se acerca de frente capta como el bus se escora hacia su izquierda y se empotra contra la barrera del puente, superando el mismo.

Momento en el que el autobús cae al río en China / CG

Momento en el que el autobús cae al río en China / CG

Según los medios de comunicación locales, el transporte, que circulaba por la ciudad de Chongqing (China), cayó a peso unos 60 metros hasta que impactó contra el agua y se hundió. Las autoridades han hallado los cuerpos sin vida de los 15 pasajeros, incluyendo al conductor.

71 metros bajo el agua

Cabe recordar que el río Yangtze es el curso de agua que separa el norte del sur de China. Con una longitud de 6.300 kilómetros y un caudal medio de más de 28.000 metros cúbicos de agua por segundo, se considera esta formación natural como una de las más peligrosas de China. Los ocupantes del autobús, pues, no habrían tenido opción de salir del vehículo y nadar.

De hecho, las crecidas de este río en 1998 acabaron con la vida de más de 4.000 personas en diversas ciudades situadas en el lecho del que es el tercer curso de agua más largo del mundo.