Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un agente de la Guardia Civil /EP

Ataca a cuchillazos a un guardia civil y muere acribillado a balazos

La víctima se trata de un joven de 31 años que sufría un brote psicótico e iba armado con un cuchillo

2 min

Un hombre de 31 años murió abatido a tiros por un agente de la Guardia Civil. Los hechos tuvieron lugar durante la tarde del lunes 11 de enero en la localidad de aragonesa de Andorra (Teruel). La Benemérita ya ha abierto una investigación para esclarecer el suceso.

Una llamada de alerta

Tras una llamada al 112, dos patrullas de la Guardia Civil y diferentes técnicos sanitarios se desplazaron hasta la casa de la familia, que había alertado de la violencia extrema que mostraba uno de sus miembros.  

Según informa Europa Press, el joven abatido sufría un brote de esquizofrenia y habría amenazado de muerte a sus consanguíneos con un cuchillo y un destornillador. Sin embargo, los sanitarios que acudieron a la vivienda habrían intentado tranquilizarle sin éxito.

Ataque al agente

De hecho, uno de los cuatro agentes se vio obligado a abrir fuego contra el sujeto al ser brutalmente embestido por este. Finalmente, el hombre falleció a consecuencia de varios tiros después de haber atacado al benemérito con un cuchillo.

El guardia civil logró salvar la vida gracias al chaleco antibalas que llevaba debajo de la chaqueta, que terminó completamente rajada. Por otro lado, quien sí que salió herido fue uno de los familiares del joven, aunque tan solo presenta heridas a nivel superficial.