Menú Buscar
Anna Delvey, la falsa rica que estafó miles de dólares con una vida de lujos / INSTAGRAM

Anna Delvey, la falsa rica que estafó miles de dólares con una vida de lujos

Esta joven de 28 años se hacía pasar por la heredera de una fortuna alemana para relacionarse con la alta sociedad de Nueva York

15.04.2019 01:12 h.
4 min

Cualquiera que se pasee por el perfil de Instagram de Anna Delvey puede comprobar que se tomaba la vida a todo trapo. Fotos de viajes, en un avión privado, visitas a lujosas galerías de arte o un suculento plato de patas de cangrejo; podría decirse que refleja el día a día de una chica que gasta su fortuna en caprichos. Cosa que sería cierta... si realmente fuera rica

En realidad, Anna Delvey no existe. Es el nombre que se inventó Anna Sorokin y que utilizó para encandilar a gran parte de la alta sociedad de Nueva York para vivir sin limitaciones, aunque con una buena cola de deudas y estafas mediante cheques sin fondos. 

La heredera alemana que no era tal

Sorokin, de 28 años y procedencia germano-rusa, había construido toda una vida pasada para dar credibilidad a su personaje. Se hacía pasar por la rica heredera de una familia cuya fortuna rondaba los 67 millones de dólares. Vivía en hoteles de lujo, utilizaba un estilismo digno de la jet set neoyorkina y no dudaba en dejar propinas a la altura de sus pretensiones.

Sin embargo, sus tejemanejes acabaron por llamar la atención de las autoridades, que la acusan en la actualidad de robo mediante múltiples engaños valorados en unos 275.000 dólares. 

Detenida en 2017

Sorokin fue arrestada en 2017 después de que la Fiscalía de Manhattan presentara cargos contra ella. Según el escrito de la acusación, esta joven cometió desde "fraudes con cheques hasta robo de préstamos por montos superiores a los 100.000 dolares e incluyó complots que resultaron en unas vacaciones gratis en Marruecos y viajes en aviones privados". 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Morning Commute #AMSTERDAM

Una publicación compartida de Anna Delvey (@theannadelvey) el

Según consta en el documento fiscal, la detenida embaucó a amigos y conocidos de la alta sociedad para que le prestaran dinero y poner en marca una fundación de arte, mercado en el que se desenvolvía con suma destreza. Alegaba que sus fondos se encontraban en una cuenta alemana y que la burocracia de las autoridades estadounidenses no le permitían acceder a él. De acuerdo con los fiscales, Sorokin usaba cheques sin fondo para mover el dinero entre cuentas en distintos bancos y retiraba los fondos antes de que los cheques rebotaran.

Tendrá su propia serie

 

Sorokin podría ser condenada a pasar, como máximo, 15 años de cárcel por sus trapicheos monetarios. Sin embargo, y para rizar aún más el rizo de esta rocambolesca historia, Sorokin podría ser la nueva Piper Chapman --protagonista real de Orange is the new Black--.

La falsa vida de Anna Sorokin ha llamado la atención de la plataforma audiovisual Netflix, que ha decidido convertirla en una serie de televisión. El serial estará escrito y producido por Shonda Rhimes, conocida por su trabajo en series de gran calado como Anatomía de Grey y Scandal