Menú Buscar
El Palacio de la Justicia de Albacete / CD

Acuchilla a su padre por obligarle a estudiar

Le agredió tras una fuerte discusión y después que le desconectara la consola a la que estaba jugando

3 min

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Albacete juzga este martes, 19 de diciembre, a un acusado de un presunto intento de asesinato a su padre, hecho por el que el Ministerio Fiscal pide para él una pena de 5 años y 8 meses de cárcel.

Según recoge el escrito de acusación de la Fiscalía, al que ha tenido acceso Europa Press, los hechos ocurrieron poco después de las seis de la tarde del 16 de agosto de 2016 en el domicilio familiar.

En los días previos, el padre había insistido a su hijo de que se pusiera a estudiar para los exámenes que tenía en septiembre  y así superar el modulo de Jardinería que estaba cursando.

La discusión

Por ello, se dirigió a la habitación de su hijo y lo encontró merendando y jugando con el ordenador, por lo que le requirió que se pusiera estudiar de una vez. Ante el mandato, el agresor le respondió que le dejara acabar la partida.

El padre le pidió que dejara de "tomarle el pelo" y que si no quería estudiar, no lo hiciera, pero que el ordenador no lo iba a tocar y entonces le desconectó la consola.

En ese momento el acusado, con ánimo de causarle la muerte, cogió el cuchillo con el que había estado merendando, de unos 8,5 centímetros de hoja, y le propinó un fuerte golpe a su padre, que estaba desprevenido, impactándole en el costado.

Para evitar que le siguiera agrediendo, el padre sujetó la mano de su hijo y fue cuando se dio cuenta de que tenía el cuchillo. Le reclamó que lo soltara y los gritos provocaron que su madre acudiera a la habitación.

Hospitalizado

A continuación, la hija de la familia avisó a los servicios de emergencia para que atendieran a su padre, que fue trasladado al Hospital General de Albacete, donde tuvo que ser intervenido.

Como consecuencia de estos hechos, el agredido sufrió lesiones en hipocondrio derecho con aponeurosis anterior y posterior del músculo recto derecho y hematoma de meso de intestino delgado. Tardó en curarse de estas lesiones unos 30 días, de los que tres estuvo hospitalizado y 15 impedido para sus ocupaciones habituales.