Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La azafata de vuelo y Miss Filipinas, Christine Angelica Dacera / CG

La policía busca a 11 hombres acusados de violar y asesinar a Miss Filipinas durante una fiesta

Christine Angelica Dacera, de 23 años, fue encontrada muerta en la bañera de un hotel en el que celebró el Año Nuevo junto a tres amigos

3 min

La modelo filipina Christine Angelica Dacera ha aparecido muerta en una bañera del hotel en el que se alojó para celebrar una fiesta de Año Nuevo junto a tres amigos. A sus 23 años, la reina de la belleza se había proclamado Miss Filipinas, trabajaba como azafata de vuelo para Philippine Airlines y tenía toda una vida por delante.

Ahora, la policía busca a 11 hombres acusados de haber violado y asesinado a Christine, de los cuales tres ya se han entregado a las autoridades filipinas. Un suceso que ha conmocionado al país entero y por el que ha salido a hablar su madre, Sharon Dacera, quien entre tanto dolor ha asegurado que "la trataron como un cerdo, y no quiero que esto le pase a otra mujer. Por eso, lucharé por el caso de mi hija".

Signos evidentes de abuso sexual

Según la prensa filipina, Christine Angelica Dacera se hospedó en el lujoso City Garden Hotel de Makati (Filipinas) junto a tres amigos, compañeros de tripulación, para celebrar una fiesta en Nochevieja. Sin embargo, lo que debía ser un divertido festejo acabó de la peor manera: la joven fue violada en grupo y asesinada.

En un momento de la noche, uno de los colegas invitó a más gente a la habitación para continuar con la fiesta dentro. Una vez se cerró la puerta, Christine ya no volvió a salir. Según los primeros informes médicos, la modelo murió de un aneurisma, y la policía indicó que tenía "esperma en sus genitales". Además, el cuerpo de la joven presentaba moretones y cortes en muslos y rodillas.

"Christine no se merecía esta brutalidad"

De los 11 acusados, solo tres se han presentado ante la Justicia. Todos ellos alegan que la vieron durmiendo en la bañera, pensaron que iba borracha, y la taparon con una manta. Pero, horas más tarde, vieron que su cuerpo se iba amoratando y que no respondía, por lo que trataron de reanimarla aunque sin éxito.

El jefe de policía de la ciudad de Makati dejó claro que están tras la pista de los ocho individuos restantes. Mientras, la madre de la joven ha pedido ayuda a Rodrigo Duterte. presidente de Filipinas, para que se encuentren a los responsables del aberrante hecho: "Por favor, ayúdenos. Solo soy una persona común. Usted también tiene una hija. Por eso quiero salir a la luz, porque no quiero que alguien sea víctima de este tipo de brutalidad", imploró Sharon Dacera. "Pelearé por mi hija. Los autores del crimen deben ser castigados. Christine no se merecía esta brutalidad".