Menú Buscar
Oupación de los sindicatos de la sede de Endesa / ELESPANOL

Sindicalistas se encierran en Endesa por cortar la luz a empleados jubilados

La protesta indefinida surge como una respuesta ante las negociaciones fallidas del convenio colectivo de la compañía

4 min

Nuevos conflictos planean sobre Endesa. Además de las protestas por cierre de la central del As Pontes (A Coruña) que mantienen en vilo a su directiva, se ha unido esta semana su otro gran asunto pendiente: "La negociación del negociación del V Convenio Colectivo" cuyo principal escollo son los beneficios sociales de los jubilados. 

Las conversaciones entre ambas partes han saltado por los aires y han desembocado en el encierro de los líderes de los tres sindicatos de manera "indefinida" en la sede central de la eléctrica en Madrid, según 65YMÁS. José Manuel Falagán, de CCOO, Manuel Jaramillo, de UGT, y Carlos Vila, de SIE, han optado por el encierro para denunciar el "chantaje" y la situación de "gravedad extrema" para los derechos de sus trabajadores y ex trabajadores.

Apoyo a jubilados

El representande Jacobo Karrou Contioso, que representa a UGT-Endesa, ha mostrado toda su solidaridad con los pensionistas en el mencionado medio: "No vamos a permitirlo. El encierro es una medida drástica, pero queremos dejar claro que no vamos a seguir aguantando y no vamos a dejar atrás a los jubilados, que consiguieron en su día unos derechos sociales históricos que ahora nos quieren arrebatar". 

¿Por qué se ha llegado hasta aquí? Después de dos años de negociación y más de 70 reuniones en las que ambos aseguran que han intentado acercar posturas los reproches son constantes: "Antes teníamos cierta esperanza de llegar a un punto común, pero desde hace un mes no vemos ningún avance por parte de Endesa"

Contra exempleados

En la última reunión, la empresa propuso dejar fuera a los pasivos –ex empleados–, para avanzar con los activos y hemos dicho que no". Desde entonces, no ha habido ninguna noticia más por parte de la empresa, ni intento de acercamiento. La empresa considera por su parte que "este tipo de acciones" no son "la manera de avanzar hacia acuerdos comunes".

El asunto ha llegado a tal punto de no retorno que ha sido llevado a la administración laboral para que medie. Así, la Dirección General del Trabajo ha propuesto “la conveniencia, o incluso la necesidad” de recurrir a un arbitraje voluntario que resuelva las principales discrepancias" entre ambas partes. 

Nuevas medidas

Fuentes sindicales consultadas por 65YMÁS que están preparando otros encierros en el resto de centros territoriales en Aragón, Andalucía, Canarias o Baleares, junto a los paros que están realizando a diario los trabajadores a las 12h. "Las medidas irán in crescensdo", amenazan. Además, aseguran que los colectivos de jubilados llevan meses mostrando su apoyo.

En opinión de los sindicatos "los jubilados son el colectivo más vulnerable, ya que las pensiones no siempre dan para sufragar estos nuevos gastos". En juego están los 700 millones que la empresa calcula que gasta en estos beneficios sociales para empleados retirados, los más importantes de esta partida, mientras que los sindicatos lo cifran en 500 millones de euros.