Menú Buscar
Una pareja mantiene relaciones sexuales

Cambios de humor y exceso de detalles son algunas de las pistas

Diversos estudios sobre infidelidades confirman la existencia de esos comportamientos

4 min

Diversos estudios sobre la infidelidad han llegado a una especie de consenso universal sobre una serie de cuestiones específicas que pueden definir si una persona es infiel en su relación sentimental. Con el paso del tiempo los estudios han mejorado, y se analizan otras costumbres.

En 1995 el Centro de Investigaciones Sociológicas reveló que solo un 15% de los hombres y un 3% de las mujeres eran infieles. En el 2008, la misma encuesta se repitió y el porcentaje de infidelidad había aumentado considerablemente: un 26,8% de los hombres y un 8,2% de las mujeres habían engañado a sus parejas.

Por lo que afecta a España, es el primer país más infiel de toda Europa y el quinto del mundo por detrás de Canadá, Estados Unidos, Brasil y Australia. Ahora, un nuevo estudio revela detalles para saber si tu pareja te es infiel o le gusta otra persona. Las señales son varias.

Primero una falta de apetito sexual

En las mujeres es algo relativamente más frecuente y no siempre implica la posibilidad de una infidelidad, sin embargo, la falta de interés en el sexo puede significar una falta de atracción o que esa persona ya está satisfecha sexualmente, con otra persona. En el caso de las mujeres, además, como señala la ‘Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism’, la excitación no es solo una cuestión hormonal sino que se necesitan ciertos elementos de estabilidad emocional.

Cuando se produce un mayor acercamiento con el otro sexo

Generalmente se da más en las mujeres y consiste en que, cuando acabas de tener sexo, eres más abierto a relacionarte con personas del sexo opuesto. Las mujeres son mucho más atrevidas en este aspecto. También es importante fijarse si aumenta el nivel de detallismo. Este ámbito es difícil de medir porque depende de cada persona, su generosidad, espontaneidad y su empatía. Sin embargo, muchos estudios coinciden que si tu pareja, que nunca ha tenido detalles contigo, de repente realiza grandes gestos de amor, deberías preocuparte. Ello suele implicar un profundo sentimiento de culpa que se intenta resolver internamente con regalos y de talles. 

Los cambios de humor bruscos también son frecuentes

Las personas infieles viven constantemente envueltas en mentiras, y esto suele provocar un elevado grado de estrés y tensión. Además, al tener un choque emocional interno entre la atracción que sienten por la tercera persona y la relación que mantienen con sus parejas, pueden producirse exageradas manifestaciones emocionales. El asunto suele pasar de ser muy amable a, de repente, enfadarse por cualquier nimiedad. Ello, principalmente, se percibe en las mujeres infieles. 

Además, un aumento del sueño y una mayor felicidad pueden ser detonantes. El sexo cansa y a la vez estimula la producción de endorfinas y serotonina, razón por la cual las personas experimentan una especie de sensación de felicidad.