Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Los reyes de Luxemburgo junto al príncipe Luis y la princesa Tessy

La realeza de Luxemburgo también se divorcia

El príncipe Luis y la princesa Tessy ponen punto y final a una relación de diez años y dos hijos en común

2 min

No es habitual que la realeza se separe, incluso cuando se llevan mal o llevan vidas aparte mantienen en público la unión. En Luxemburgo, sin embargo, la realeza se ha acoplado a la modernidad y también pasará por los juzgados. Y es que el tercero de los hijos de los grandes duques Enrique y María Teresa, el príncipe Luis de Luxemburgo, se divorciará de la princesa Tessy, tras diez años de matrimonio y dos hijos en común. 

"Sus altezas reales el gran duque y la gran duquesa lamentan anunciar que el príncipe Luis y la princesa Tessy han decidido divorciarse", informó hoy el Palacio de Luxemburgo en un comunicado. La casa real del pequeño país apeló a "la comprensión de todos para respetar la esfera privada de la pareja y de sus hijos" en estos "momentos dolorosos".

El príncipe Luis, de 30 años, es hermano del heredero al trono de Luxemburgo, Guillermo, de 35 años, y de Félix, de 32, Alejandra, de 25, y Sebastián, de 24 años. Luis se casó con Tessy Antony, de 31 años, en septiembre de 2006, cuando ella era suboficial del Ejército de Luxemburgo. Se conocieron cuando el príncipe visitó a las tropas luxemburguesas destinadas en Kosovo, en el marco de una operación de paz de la OTAN.

Siete meses antes de pasar por el alter nació su primer hijo, Gabriel. La boda se celebró en la iglesia parroquial de Gilsdorf, en el norte del país. El primogénito, a punto de cumplir once años, fue el primer nieto de los grandes duques de Luxemburgo, y su hermano es Noah, nacido en septiembre de 2007.

Destacadas en Crónica Directo