Menú Buscar
Julio Iglesias Jr junto a su mujer Charisse Verhaert en un acto promocional de Porcelanosa / EFE

Las pruebas de ADN que le 'robaron' a Julio Iglesias Jr: Un chicle, un clínex y una lata

Un detective del bufete de abogados que lleva el caso de Javier Sánchez, el presunto hijo del cantante, recopiló pruebas para demostrar su paternidad

5 min

El ADN que supuestamente prueba con una probabilidad del 99,9%, que Julio Iglesias es el padre de Javier Sánchez, a quien el cantante nunca ha reconocido como hijo, procede de Julio José Iglesias Julio José Iglesias, el segundo vástago del músico, al que tuvo en 1973 con Isabel Preysler.

El abogado de Sánchez, Fernando Osuna, que presentó en verano una demanda de paternidad contra el astro de la canción que investiga un juzgado de Valencia, lo ha revelado a Univisión, la cadena de televisión norteamericana destinada mayoritariamente al público latino.

El detective que el despacho sevillano Osuna Abogados, especializado en reclamaciones de paternidad, envió el año pasado a Miami siguió durante siete días como una sombra a Julio José Iglesias, el cantante y modelo que en 1999 se cambió el nombre por el de Julio Iglesias Jr.

Durante esos días recolectó una quincena de objetos que el hermano mayor de Enrique Iglesias había utilizado y desechado, entre los que menciona botellas de agua, latas, chicles, servilletas y clínex.

Proceso documentado

El hecho de que los objetos que contenían material genético hubieran sido abandonados por Julio José en lugares públicos es fundamental para la validez judicial de las pruebas, ya que ello excluye que puedan considerarse producto de un robo. Todo el proceso de recogida está documentado, asegura Osuna, mediante fotografías y vídeos para garantizar su procedencia.

"Como cuesta tanto dinero enviar a un detective a Miami y te lo juegas a una sola carta, si coges 15 objetos, las posibilidades de que salgan bien son mucho más grandes", señala el abogado en la entrevista.

Admitida a trámite

El Juzgado de Primera Instancia número 13 de Valencia admitió en diciembre a trámite la demanda presentada por Javier Sánchez, nacido en 1976 y cuya madre es la bailarina portuguesa María Edite Santos. En aquel auto judicial, el magistrado José Miguel Bort aceptó retomar un asunto que fue desestimado por motivos formales en los noventa.

En la resolución Bort indicaba que la prueba de ADN presentada por Sánchez ofrecía "suficiente apariencia de seriedad" como para que resultara necesario celebrar un juicio. Osuna prevé que este tendrá lugar antes de final de año.

El abogado solicitó hace unos días al juez que reclame ya a Julio Iglesias someterse a la prueba de ADN. A pesar de que la primera reclamación de Sánchez, criado en un hogar humilde del barrio de la Malvarosa de Valencia, se remonta a hace 25 años, el cantante nunca se ha hecho el test genético.

A la espera de la prueba de Iglesias

En la petición, Osuna agregó que si Julio Iglesias se niega a hacerse la prueba, el magistrado la reclame a los hijos y hermanos varones del cantante —el test es más fiable por vía masculina—. Si todos se niegan, el rechazo puede considerarse un indicio más de la paternidad.

Sánchez cuenta, además, con testimonios y fotografías que demuestran que el cantante coincidió con su madre trabajando en una sala de fiestas de Sant Feliu de Guíxols (Girona) en 1975, el año en que Iglesias tuvo a Enrique con su entonces mujer, Isabel Preysler.

El magistrado dio a finales de diciembre 20 días al músico para contestar a la demanda, sin que hasta el momento conste que haya respondido. El abogado de Sánchez tampoco ha recibido el escrito de la Fiscalía, a la que el juez ha reclamado que se posicione.