Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Efectivos del Samur en Madrid atienden un accidente de coche / EMERGENCIAS MADRID

El propietario del coche que huyó tras matar a una joven en Madrid dice que conducía un amigo suyo

El dueño del vehículo echa la culpa del fatal atropello de la madrugada del sábado en Moncloa a un conocido suyo de nacionalidad rumana, mientras la policía investiga los hechos

3 min

El propietario del vehículo que la madrugada del pasado sábado atropelló mortalmente a una joven de 20 años en el distrito de Moncloa-Aravaca (Madrid) y huyó del lugar ha asegurado, tras ser detenido, que prestó el vehículo a un amigo suyo rumano que era el que lo conducía en el momento del accidente.

Así lo han señalado fuentes de la policía municipal que investigan el suceso, que ahora tratan de localizar al presunto responsable del atropello y posterior fuga. De momento, los agentes rastrean la localización del teléfono móvil del propietario del vehículo --un joven de 19 años-- para comprobar dónde estaba a la hora del accidente.

Atropellada a la puerta de su casa

La víctima, Claudia, una estudiante de medicina de 20 años, falleció en el acto atropellada tras bajarse de un VTC, mientras cruzaba la calle para regresar a su casa, en el paseo de Juan XXII.

El coche, un Citroën C2, fue localizado sobre las cuatro y media de la tarde gracias a la colaboración ciudadana. Estaba aparcado en la Ronda del Sur, en el barrio de Entrevías del distrito de Puente de Vallecas, y tenía restos de sangre en el capó, abolladruas y un faro y un cristal rotos.

A disposición judicial

Tras localizar el vehículo, su propietario --que no tenía vigente el seguro obligatorio del vehículo-- fue detenido y puesto a disposición judicial. Aunque ahora se investiga su coartada y se busca al presunto conductor.

La policía todavía trabaja para confirmar que el vehículo incautado es el que atropelló a la joven. Aunque todo apunta a que lo es.

Atropello mortal

La víctima fue atendida por el portero de una finca cercana, que llamó al 112. Sin embargo, entró en parada cardiorrespiratoria. Los efectivos de emergencias la intentaron reanimar durante 30 minutos, pero no pudieron hacer nada por salvar su vida. Un familiar de la jove, que vivía con ella, tuvo que recibir asistencia psicólógica en el lugar del atropello.

Los padres de Claudia, dos médicos canarios, se han desplazado urgentemente a Madrid desde Gran Canaria, donde residen.