Menú Buscar
Kim Kardashian, en una imagen de archivo

La policía francesa detiene a 16 personas relacionadas con el robo a Kim Kardashian en París

Se trata de veteranos delincuentes que, según los indicios, fueron los que amenazaron y amordazaron a la celebrity en octubre pasado

09.01.2017 14:24 h.
3 min

Las huellas de ADN de los asaltantes de Kim Kardashian han llevado a la policía a realizar hasta 16 detenciones de hombres de entre 50 y 72 años. Según diversos medios, la policía gala ha atrapado hace unas horas a una banda de ladrones veteranos armados como sospechosos de estar detrás del robo de joyas perpetrado en París el pasado 3 de octubre a la celebrity de 36 años.

La intervención de los gendarmes empezó a las seis de la mañana y se detuvo a un total de 16 personas en el sur de Francia, incluido el jefe de la banda que fue interceptado en París. La mayoría de los delincuentes cuentan con un largo historial delictivo. Todos ellos están acusados de irrumpir en el bloque de apartamentos donde se hospedó la esposa de Kanye West, atarla a punta de pistola y robarle todas sus joyas.

Los restos encontrados en un trozo de la cinta adhesiva utilizada para amordazar a la estrella televisiva han sido claves para dar con los autores del brutal atraco. Tres meses de análisis y de cotejo de pruebas que señalaban directamente a un conocido criminal involucrado en más robos a mano armada.

Los investigadores se encuentran en estos momentos localizando las residencias de estos delincuentes en busca de documentos u otras evidencias que confirmen su participación en el atraco. Asimismo, los agentes han acudido a otras instalaciones en busca de más pesquisas, como una conocida joyería en el centro de la capital francesa. Una de las teorías sobre el paradero de las alhajas es que muchas de ellas terminaron en Amberes, la capital de los diamantes de Europa. Se sabe que la policía belga está involucrada en la investigación y está realizando verificaciones en una serie de negocios en la ciudad portuaria.

En pocos días, Kim se enfrentará al complicado momento en el que le será mostrado un vídeo con los rostros de los asaltantes, ya que su testimonio es primordial en la investigación. Las imágenes han sido enviadas ya a los oficiales neoyorquinos, que solicitarán la presencia de la reina de los selfies. "La esperanza es que ella sea capaz de reconocer a los hombres para hacer identificaciones positivas", dijo una fuente, aunque no lo tendrá fácil porque los asaltantes llevaban pasamontañas en el momento del delito.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información