Menú Buscar
Los obesos se cogen más bajas laborales que los trabajadores de peso saludable

Los obesos se cogen más bajas laborales que los trabajadores de peso saludable

Las pérdidas de productividad asociadas se suman a las consecuencias generalizadas del sobrepeso

3 min

Los trabajadores españoles obesos se cogen más bajas por enfermedad que sus colegas de peso saludable, según revela una investigación realizada en más de 174.000 empleados presentada este sábado en EuroPrevent 2017, la reunión anual de la Sociedad Europea de Cardiología que se celebra en Málaga desde el pasado jueves.

El estudio ICARIA (Ibermutuamur CArdiovascular RIsk Assessment) fue diseñado para analizar los factores de riesgo cardiovascular y su impacto en la ausencia por enfermedad en la población trabajadora española.

Riesgo cardiovascular

"En general, se supone que la población trabajadora es joven y sana, pero hemos encontrado una alta prevalencia de factores de riesgo cardiovascular, como el consumo de tabaco, la hipertensión o la dislipidemia", explica uno de los investigadores del estudio, el doctor Miguel Angel Sánchez Chaparro, del Hospital Universitario Virgen de la Victoria (IBIMA, Universidad de Málaga) y la doctora Eva Calvo-Bonacho, directora de proyectos de salud en ICARIA, Ibermutuamur.

"Alrededor del 6% de los trabajadores españoles tienen alto riesgo cardiovascular, es decir, su probabilidad de sufrir un evento cardiovascular mortal durante los próximos diez años es del 5% o más y se toman excesivas bajas por enfermedad", añade esta investigadora, cuyo estudio analizó el impacto de la obesidad en el permiso por enfermedad y si variaba de acuerdo con ser metabólicamente saludable o metabólicamente no saludable.

Pérdida de productividad

"Nuestros resultados muestran que los trabajadores con sobrepeso y obesidad son más propensos a la baja por enfermedad no relacionada con el trabajo, independientemente de si son metabólicamente sanos o insanos", señalan los doctores Sánchez-Chaparro y Calvo-Bonacho. "El aumento de la ausencia de enfermedad y las pérdidas de productividad asociadas se suman a las consecuencias generalizadas de la obesidad, que ya es un importante problema de salud pública", advierten.

En el caso de la ausencia por enfermedad relacionada con el trabajo, el riesgo de sufrir lesiones ocupacionales fue mayor en trabajadores con IMC de 35 a 39,9 kg/m2 y metabólicamente sanos. El riesgo fue menor entre aquellos con IMC de 40kg/m2 y metabólicamente sanos y en todas las personas metabólicamente insanas, independientemente del IMC.