Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de un restaurante de comida rápida Burger King, la cadena que se deberá replantear su vestuario en Cataluña / EFE

Ni un pedo en las granjas: así lucha Burger King contra el cambio climático

La compañía de 'fast food' cambia la dieta de sus vacas para reducir las emisiones de metano

2 min

La cadena de alimentación rápida Burger King ha adoptado una curiosa iniciativa para luchar contra el cambio climático. La compañía ha modificado la dieta de su ganado para reducir las emisiones de metano en las granjas. Y sí: las emisiones son los pedos que las vacas lanzan a diario a la atmósfera.

Según ha informado la empresa, el nuevo plan incorporará 100 gramos de hierba de limón en el pienso. Esta planta tiene propiedades digestivas que ayudarán a reducir el meteorismo de los animales hasta un 33%.

Una medida global

"Si toda la industria, desde granjeros, proveedores de carne hasta otras empresas se unen a nosotros, podemos ayudar colectivamente a reducir las emisiones de metano que afectan al cambio climático", ha afirmado Fernando Machado, director global de marketing de la marca de Restaurant Brands International (QSR).

Según la Agencia de Protección Ambiental de EEUU, entre el 50% y el 65% de todas las emisiones de metano provienen de actividades humanas, incluida la agricultura industrial.

Menos aditivos

Esta no es la única propuesta que Burger King ha puesto en práctica para reducir la huella ecológica en sus menús de hamburguesas.

En febrero, la compañía lanzó una campaña publicitaria con un Whopper mohoso para resaltar sus esfuerzos por eliminar conservantes químicos. El objetivo de la firma es que todos sus productos estén libres de ingredientes artificiales a finales de 2020.

Destacadas en Crónica Directo