Menú Buscar
Annette Kravchenko con una de sus muñecas / CD

Una mujer gasta 5.000 euros en un viaje alrededor del mundo para su muñeca favorita

El objetivo de Annete, una ciudadana australiana, es que su "hija artificial" disfrute de todos los países posibles

3 min

Annette Kravchenko es toda una amante de las muñecas. Crearlas y venderlas es su pasión. A pesar de dedicarse a ello, Annette nunca tuvo su propia muñeca hasta que llegó Matilda, a quien dedico meses en la creación de cada pelo y accesorio, en los que gastó cientos de euros.

Según informa el medio ingles, Metro.uk, esta apasionada de las muñecas quiera regalarle a Matilda un viaje muy especial que la llevará a conocer lugares como Japón, Italia, Escocia, Irlanda, Holanda o Nueva York. 

Annette explica que Matilda viajará por el mundo dentro de un paquete, y en cada destino se alojará en casa de varios amigos de la mujer que comparten su pasión por las muñecas.

De Sidney a Nueva York 

La mujer australiana considera a Matilda, como una de sus hijas, quizás por ello gastará más de 5.000 euros para que su hija artificial disfrute allá donde vaya. “Cuando se dirija a Italia, le han prometido a Matilda una porción de pizza”, señala.

Los ahorros de Annette irán destinados a este viaje del que tiene programado cada parada. "Ella comenzará en Brisbane (Australia), luego volará a Japón y, desde allí, se dirigirá a Italia”, informa.

Después, Matilda se dirigirá a Argyll, en Escocia, y luego a navegará hasta Irlanda. Sus siguientes paradas serán Springfield y Pensilvania. Matilda celebrará su primer cumpleaños en Massachusetts, antes de viajar a Carolina del Norte  y Nueva York para Navidad. "Entonces se quedará en Canadá", dice Annette, explicando que finalmente volverá a Sydney, donde sería recibida por su familia humana.

Muñecas por falta de hijos

“Realmente la extrañaré, así que no puedo esperar para verla en Sydney. Cuando ella está cerca de mí, me siento más tranquila”, confiesa.

Annette comenzó a interesarse por las muñecas reborn después del nacimiento de su hijo menor, William, que ahora tiene 13 años. “Quería tener más hijos, pero mi marido no estaba interesado”, explica. Fue entonces cuando comenzó a informase sobre estas muñecas que destacan por su aspecto realista.