Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Las mujeres catalanas tienen la esperanza de vida más alta de Europa

Los pacientes hospitalizados tratados por médicos mujer muestran menor mortalidad

Un nuevo estudio de Harvard asegura que si los doctores varones pudieran lograr los mismos resultados habría 32.000 muertes anuales menos

3 min

 

Los pacientes ancianos hospitalizados tratados por mujeres médicas son menos propensos a morir durante los primeros treinta días de tratamiento que los pacientes atendidos por doctores de sexo masculino. Así lo confirma un estudio publicado por investigadores de la Escuela de Salud Públida de la Universidad Harvard.

Se trata de la primera investigación que documenta las diferencias en cómo los médicos de sexo masculino y femenino tratan a los pacientes y que arroja diferencias sustanciales en la salud de los pacientes estadounidenses.

32.000 muertes menos

Los investigadores estimaron que si los médicos varones pudieran lograr los mismos resultados que sus colegas mujeres habría 32.000 muertes menos cada año entre los pacientes del servicio Medicare (lo más similiar a la Seguridad Social que hay en Estados Unidos), un número comparable a la cifra anual de muertes por accidentes automovilísticos a nivel nacional.

El estudio fue publicado en la publicación JAMA Internal Medicine. "La diferencia en las tasas de mortalidad nos sorprendió", afirmó entonces el autor principal Yusuke Tsugawa, investigador asociado en el Departamento de Política y Gestión de Salud. "El sexo del médico parece ser particularmente significativo para los pacientes más enfermos. Estos hallazgos indican que las posibles diferencias en los patrones de práctica entre los médicos varones y mujeres pueden tener importantes implicaciones clínicas ".

Menor tasa de reingreso

Los investigadores analizaron datos de más de 1 millón de beneficiarios de Medicare mayores de 65 años hospitalizados y tratados por doctores entre 2011 y 2014. Se ajustaron las diferencias en las características del paciente y del médico y consideraron si las diferencias en los resultados de los pacientes variaban según la enfermedad específica o por la gravedad de la enfermedad.

Durante la investigación hallaron que los pacientes tratados por una médica tenían un riesgo relativo de morir prematuramente de un 4% menor y un riesgo relativo un 5% menor de ser reingresador en un hospital en el primer mes.

Estudios previos han encontrado diferencias en las prácticas entre los médicos de sexo femenino y masculino. Una de ellas es que las mujeres médicas tienen más probabilidades de adherirse a las guías clínicas y proporcionar una comunicación más centrada en el paciente.

 

Destacadas en Crónica Directo