Menú Buscar
La reina Letizia en una foto de archivo

La reina Letizia harta de ir a Mallorca y de actos institucionales

La reina ha vuelto a protagonizar dos feos públicos, uno a su marido y otro a periodistas

3 min

La reina Letizia no parece estar muy entusiasmada con sus vacaciones. Todo el mundo sabe que no le gusta Mallorca, pero este año el clima está algo más tenso. Desde que se casaron, los reyes han acudido a la isla balear como tradición familiar, pero las estancias han sido cada vez más cortas.

Tal y como explica Vanitatis, para Leticia Mallorca “no son vacaciones”, es un acto institucional marcado por la agenda como el resto. Con esa rotundidad parece normal que la reina quiera acabar con su agenda diaria lo antes posible. Este fin de semana pasado la reina dejó entrever su incomodidad en la isla.

Primero el viernes durante la recepción a las autoridades de las Islas Baleares y a una representación de la sociedad balear. A su llegada al Palacio de la Almudaina, muchos curiosos se acercaron para ver a los monarcas en primera persona.

Los reyes se acercaron a saludar como es habitual, pero esta vez Letizia se dirigió a las masas y empezó a estrechar manos de forma rápida, y sin mirar a nadie. Felipe hizo lo propio, pero con un ritmo mucho más tranquilo. La rapidez de la reina hizo que llegara antes que Felipe, mientras lo normal hubiera sido que hubiese esperado a su marido para entrar dentro de Palacio.

Doña Letizia se saltó el protocolo y desfiló por delante del público rumbo a La Almudaina, mientras que el rey continuaba estrechando manos. A puertas del Palacio se encontraba doña Sofía, quien esperaba a su hijo y a su nuera. Al pasar por su lado, Letizia ni se inmutó y no hizo el mínimo gesto de mirar a su suegra. Entró directamente dentro del edificio. La reina Sofía, que no podía creer lo que acababa de suceder, decidió entrar al palacio cuando vio a su hijo aun saludando a los asistentes.

Tras este desencuentro, el domingo, antes de abandonar la isla, visitaron el museo modernista Can Prunera. Tras la exposición, los medios de comunicación se acercaron a la familia para preguntarles como había ido la muestra y el día en general. Las hijas de los reyes no contestaron y los periodistas volvieron a preguntar. Entonces, Letizia zanjó el tema: “No busquéis titulares. Les ha gustado mucho. No os van a decir nada más".

En el vídeo se puede apreciar el feo a partir del minuto 40.