Menú Buscar
Juana Rivas y Francesco Arcuri

Juana Rivas se presenta ante el juez tras cuatro semanas desaparecida

Permanecía ilocalizable desde el 26 de julio, cuando decidió huir con sus hijos para no entregárselos a su exmarido

22.08.2017 14:09 h.
4 min

Juana Rivas se ha entregado. La vecina de Maracena, Granada, estaba ilocalizable desde el 26 de julio, cuando incumplió la orden de entrega de sus hijos a su padre, un hombre italiano condenado por maltrato hace ocho años.

La madre ha llegado pasadas las 11:00 horas a la sede judicial de La Caleta (Granada), donde se han congregado al menos un centenar de personas para apoyarla. La mujer, que hasta ahora se ha negado a restituir al padre a sus dos hijos, de tres y once años, ha sido víctima de malos tratos.

Apoyo popular

"Todos somos Juana", "Un maltratador no es un buen padre", "Frente a los maltratadores, protección a los menores", "Nos tocan a una, nos tocan a todas", han sido algunas de las consignas escuchadas a las puertas de los juzgados.

La parlamentaria de Podemos, Carmen Lizárraga, ha intentado dirigirse a Rivas a su llegada a un aparcamiento público cercano a los juzgados. Según ha informado a los periodistas que allí se encontraban, la mujer ha sido introducida en un vehículo policial y desde el coche ha sido conducida a la sede judicial a través del parking.

Proteger a los niños

Francisca Granados, directora del Área de Igualdad del Ayuntamiento de Macarena, oficia como asesora legal de Juana Rivas. Según afirmó esta mañana: “Rivas ha considerado que finalmente debía acudir al juzgado porque para ella, por encima de todo, está la protección de sus hijos".

Según su asesora, la madre mantiene la confianza en el sistema judicial español. Lo que quiere en este momento es que el juzgado la escuche y le dé el tiempo necesario para exponer la situación de sus hijos y aportar la correspondiente documentación. "Rivas no es una prófuga, no va a huir de la justicia", ha sentenciado.

Orden de detención

El Juzgado de Instrucción número dos de Granada decretó la vigente orden de detención y presentación en sede judicial que pesa sobre Juana Rivas. El pasado ocho de agosto, la mujer estaba citada pero finalmente no compareció ante este órgano que lleva la causa por la vía penal.

Rivas tampoco acudió ayer a otra citación judicial que tenía por la vía civil, en el Juzgado de Primera Instancia número tres. En esta ocasión se decidirían las medidas de protección sobre los menores solicitadas para el padre, Francesco Arcuri.

Prohibición de salida

Este martes, la jueza del tribunal de Primera Instancia de Granada ha acordado, como nueva medida de protección de los dos menores, retirarles el pasaporte. También les ha prohibido la salida del territorio Schengen sin permiso del padre o sin autorización judicial, medida que fue solicitada por la fiscalía.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), la restitución de los menores al padre es la principal medida de protección ya adoptada, con anterioridad a las defensas de las dos partes. La jueza ha desestimado las restantes medidas solicitadas por el padre de los menores. Entiende que son los tribunales italianos los que deben resolver otros aspectos, como puede ser la patria potestad de los progenitores.