Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El actor estadounidense Johnny Depp en una de las películas de Piratas del Caribe / EUROPA PRESS

Johnny Depp confiesa el motivo escatológico de su divorcio de Amber Heard

El actor revela que tomó la drástica decisión después de que su esposa defecase en la cama

3 min

Los secretos de alcoba de Johnny Depp y Amber Heard van camino de convertirse en el culebrón del año. Durante el juicio por difamación de Depp contra The Sun, han salido a la luz detalles sobre su relación que no dejan en buen lugar a ninguno de los dos.

El caso parte de un artículo publicado en 2018 por el tabloide británico donde Heard sostenía que el actor era un "golpeador de mujeres". La estrella de Hollywood niega que abofetease a su exmujer por reírse de uno de sus tatuajes, aunque reconoce que por aquella época consumía demasiado alcohol.

Todo por culpa de Winona

Uno de los altercados relatados por Heard se produjo cuando la actriz se burló de un tatuaje en que podía leerse 'Wino forever' ('Vino para siempre') --en realidad, las palabras originales sin retocar decían: 'Winona forever', en referencia a Winona Ryder, antigua pareja de Depp en los años 90--.

La abogada de Heard narra, por cuenta de su clienta, que tras oír la chanza él enfureció y le pegó tres veces en la cara. Este extremo ha sido refutado por el intérprete, aunque Heard detalla otras 14 ocasiones en que él se propasó físicamente.

Drogas y excrementos

Pero Depp tampoco guarda buen recuerdo de su matrimonio. En la segunda vista del juicio se ha conocido un regalo que Heard hizo a su marido. La actriz se subió a la cama y defecó junto al cuerpo de su esposo. Aunque ella lo califica como una "broma inocente", para Depp revela la personalidad "sociópata" y "narcisista" de su exesposa.

Además, Depp ha afirmado en una declaración escrita remitida al juez que Heard le animaba a tomar alcohol y otras drogas aún más duras. El actor llega a afirmar que "[ella] no solo cortaba la cocaína con una cuchilla de afeitar, sino que la tomaba en su dedo y se la frotaba en las encías”.

Destacadas en Crónica Directo