Menú Buscar
jay z

Jay-Z relata cómo superó junto a Beyoncé la crisis por la infidelidad

Se redime públicamente

3 min

Jay-Z ha concedido una entrevista a The New York Times, en la que ha hablado de su infidelidad a Beyoncé, la que es su mujer desde hace casi diez años. Una de las canciones de su último disco parecía hacer referencia a la infidelidad, y el rapero lo ha confirmado. 

"Lo más duro es ver en la cara del otro el dolor que has causado y después tener que lidiar con ello", ha asegurado el cantante, una confesión en la que parecía de lo más arrepentido, y confesaba además que ambos utilizaron los momentos de composición y sus canciones como terapia, lo que les salvó del divorcio tras nueve años de matrimonio. 

15 años y 3 hijas

La pareja lleva 15 de relación y, ahora, tres hijos en común. "Tienes que sobrevivir y cuando entras en ese lugar, ¿qué sucede? Cierras todas las emociones y no puedes conectar. Incluso con las mujeres, por lo que no puedes conectarte con nada ni nadie... En mi caso, fue profundo. Y luego, todas las cosas pasan desde allí: la infidelidad", confesaba al diario neoyorquino. 

El artista ha contado que la terapia que hacían en pareja era componer canciones juntos, de las que no revela si algún día verán la luz pero sí ha confesado que fue muy duro para los dos interpretar delante del otro temas profundamente personales, decía Jay-Z que fue muy doloroso "y muy muy incómodo". "Al final del día realmente teníamos un respeto muy sano por el arte del otro. Creo que ella es increíble", contaba el rapero sobre su esposa, Beyoncé

Un hombre que llora

Además de la terapia musical en pareja, el cantante confesaba que también acudió a una terapia convencional que le ha servido para crecer a nivel personal.

En esta entrevista Jay-Z ha mostrado su lado más personal y sentimental: "Lo más duro que puede hacer un hombre es llorar. Exponer tus sentimientos, ser vulnerable delante del mundo. Ahí está la verdadera fortaleza. Sientes que tienes que ser una persona precavida. Pero eso no es real. Es falso", ha sido lo último que ha confesado el artista, que se ha abierto a este diario como nunca antes lo había hecho.