Menú Buscar
Una tenista justo cuando ha golpeado la pelota / PIXABAY

¿El gruñido de los tenistas perturba a sus contrincantes?

El sonido que emiten los deportistas está a la par que las motosierras, pero en ningún caso sirve para perjudicar al contrincante

2 min

¿Te has preguntado alguna vez por qué los tenistas lanzan un gruñido cada vez que golpean la pelota? Este particular sonido puede llegar a los 100 decibelios, al mismo nivel que las motos o las motosierras. Este ruido, en contra de lo que se piensa, no perturba al jugador contrario aunque la sabiduría popular diga lo contrario. 

Así lo certifica un equipo de psicólogos deportivos de la alemana Universidad Friedrich Schiller (JENA). Este hábito ha sido una fuente de intenso debate entre los profesionales. Por ejemplo, Serena Williams ha dicho que no le molestan los oponentes que lo hacen, mientras la exnúmero uno del mundo Martina Navratilova se ha quejado de que el gruñido enmascara el sonido de la raqueta al golpear la pelota. 

Vuela la pelota

Los resultados indican que el gruñido tiene un efecto. El nivel de error de los participantes al predecir dónde aterrizaría la pelota fue el mismo, independientemente de la intensidad de los gruñidos. En cambio, quedó muy claro cuanto más ruidosos son los gruñidos, más lejos asumían los participantes que la pelota volaría.

Esta reacción se observó incluso cuando los ruidos solo podían escucharse después de que la raqueta había hecho contacto con la pelota, como es habitual en muchos partidos profesionales. "Suponemos que los jugadores dan cuenta de los beneficios fisiológicos que ofrece el gruñido", explica el doctor Florian Müller. Otros investigadores han demostrado que exhalar con fuerza el aire activa los músculos abdominales y proporciona fuerza adicional que permite a los jugadores golpear más fuerte.