Menú Buscar
Una foto de archivo de la parte interior de un avión

Siete cosas que no debes tocar en un avión si quieres evitar los gérmenes

Un estudio revela qué sitios y qué partes del avión tienen más gérmenes y cómo evitar el contacto con ellos

2 min

Los aviones son uno de los métodos de transporte más seguros del mundo, pero también uno de los más sucios y con más gérmenes de todos. A pesar de que después de cada vuelo, los operarios de limpieza desinfecten la aeronave, resulta inevitable que rincones muy pequeños o zonas de difícil acceso para la limpieza queden impolutas al 100%.

Algunos estudios han encontrado desde gérmenes de E.coli, que causa diarrea severa, hasta estafilococo áureo, una bacteria resistente a muchos antibióticos.

Estas bacterias viven en numerosas partes de los aviones y pueden sobrevivir durante días enteros. Las recomendaciones de los expertos son evitar estos siete lugares a toda costa.

Los reposabrazos: La bacteria del E.coli resistió más de 96 horas en esa superficie. La recomendación es evitar tocarlo con las manos, ya que, si más tarde las manos tocan los ojos o la boca, puede incurrir en una infección.

Las mesas plegables: cuatro de cada seis mesitas plegables dieron positivo en estafilococo áureo y norovirus (gastroenteritis). Se recomienda evitar que tus alimentos toquen la superficie de la mesa.

El pomo del interior de la puerta del baño y el gripo del lavabo: El E.coli está presente en ambos lugares y puede resistir 48 horas. Lo mejor es cubrirse la mano con papel higiénico antes de tocar nada.

Las mantas: Aunque las mantas suelen entrar limpias a primera hora de la mañana en los aviones, el resto del día muchas compañías no las cambian. Para escapar de los gérmenes es mejor evitarlas.

El asiento del váter: el 20% de ellos tenía E.coli, aunque este descubrimiento también es válido fuera de los aviones. No es recomendable tocar ningún asiento de váter con las manos en ningún lugar.

Destacadas en Crónica Directo