Menú Buscar
Usuario navegando por Internet en el móvil / CG

Los mejores consejos para desconectar de Internet

Luchar contra el FOMO (Fear of missing out) es posible con estos trucos. ¡Comienza la ‘operación bikini’ tecnológica!

19.05.2018 19:15 h.
4 min

El FOMO (Fear of missing out) es uno de las grandes problemas de la sociedad. La adicción a internet, esa necesidad de estar permanentemente conectado y comprobar si su última foto ha cosechado nuevos ‘Me gusta’. Hay que gente que sufre tanta ansiedad provocada por el FOMO que no disfruta por completo de su tiempo libre porque pasa demasiado tiempo conectado a Internet.

El FOMO también aparece durante las vacaciones de verano. Y es que más de uno priorizará los alojamientos que ofrezcan wifi gratuito por encima de si están cerca de la playa, si tienen piscina o aire acondicionado. De hecho, según un estudio de la agencia de viajes online Rumbo, el 64% de los viajeros consideran imprescindible que los hoteles dispongan de conexión a internet, ya que no concibe un viaje sin tener acceso a la red.

Ejercicios para empezar a desconectar de cara al verano

La ‘operación bikini’ ya ha comenzado (no hay más que ver los gimnasios), pero también es posible embarcarse en una ‘operación bikini’ tecnológica plantándole cara al FOMO. Únicamente hay que seguir estos consejos:

  1. Establece el domingo como día sin redes sociales: Es la jornada que suele ofrecer más tiempo libre, así que desconectar completamente de internet durante esas 24 horas puede ser un ejercicio eficaz para empezar a invertir el tiempo de ocio en otras actividades.
  2. Fija zonas libres de pantallas: Prohíbe la entrada del móvil y el ordenador en determinadas zonas. Empieza dentro de casa y ve poco a poco extendiéndolas al exterior.
  3. Deja de mirar pantallas a partir de las 21 horas: Estar pendientes del móvil, de la tablet o del ordenador hasta el mismo momento de acostarte no es lo más recomendable para terminar el día. Apartar los ojos de las pantallas cuando anochece ayuda al cuerpo a producir hormonas del sueño y, por tanto, a descansar mejor.
  4. Organiza eventos libres de smartphones: Una terapia compartida genera habitualmente mejores resultados que en solitario. ¿Por qué no proponer a la familia o los amigos una quedada sin móviles ni otros gadgets? Puede ser una forma divertida de empezar a ver la vida fuera de las pantallas.
  5. Pon el móvil en silencio y desactiva las alertas: A no ser que estés esperando una llamada urgente, no hay nada mejor para desconectar que desactivar las alertas y ponerlo en modo silencio. Y a medida que avances en el entrenamiento, prueba a guardarlo lejos del alcance de la vista, en un bolso o un cajón. Evitarás distracciones y empezaremos a desconectar de verdad.
  6. Haz una lista de actividades, hobbies y pasiones: En lugar de escribir las buenas resoluciones basándote en lo que no quieres, este ejercicio consiste en apuntar las cosas que sí quieres hacer. Esos hobbies, actividades o cafés pendientes con los amigos te ayudarán a enfocar el tiempo y la energía que dedicas a las redes sociales en cosas que te hagan sentir mejor. 
  7. Disfruta del placer de no hacer nada: El ‘mindfulness’ está de moda y se puede practicar en cualquier sitio, incluyendo el transporte público. Pon el móvil en modo avión y céntrate sólo en tu propia respiración y en las sensaciones que percibes alrededor. Se puede practicar en el transporte público, de vuelta a casa, y convertirlo en un momento para empezar a desconectar y a dedicarte tiempo a ti mismo antes de despedir el día.