Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Gal·la y Miguel rinden tributo al amor en la cita final /TELECINCO

"Voy a hacerlo con todas mis ganas": así han sido las citas finales de ‘La isla de las tentaciones’

'Edredoning' por doquier: la lujuria se apodera de los concursantes del 'reality' en los últimos encuentros con los tentadores

2 min

La cosa está que arde en el reality de moda. La cuarta edición de La isla de las tentaciones llega este miércoles a su gran final. Previo a ello, los concursantes han aprovechado para dar rienda suelta a la pasión con sus tentadores 24 horas antes de volver a verse las caras con sus parejas.

Los emparejados han disfrutado de su último día en el paraíso terrenal de Las Terrenas (República Dominicana) junto a los solteros. Las citas finales tenían que servir para ayudar a aclarar sus sentimientos. Sin embargo, muchos de ellos parece que ya lo tenían todo decidido.

La indecisión de Tania

De hecho, no es osado asegurar que la única que está confusa es Tania. La novia de Alejandro le ha concedido su última cita a Stiven. No obstante, la pareja finalmente ha pasado la noche por separado después de que la canaria haya confesado que necesita hablar con su novio antes de dar el paso definitivo.

En el polo opuesto se encuentran la pareja que formaban Nico y Gal·la, así como Rosario y Álvaro. Sus respectivas historias de amor ya son cosa del pasado, un motivo por el cual se han dejado llevar en la última noche.

Las parejas rinden tributo al amor

Tras un suculento ágape a orillas del mar Caribe, la fiesta ha continuado en los dormitorios. Y es que el futbolista ha compartido una vez más cama con Miriam, su “tentadora favorita”. Algo que también ha hecho su ya exnovia Gal·la con Miguel. 

La de Castellón le ha confesado al tentador que ninguna persona le ha puesto tanto como él. "Voy a hacerlo con todas mis ganas", ha declarado la joven, minutos antes de encontrarse con su amante. Asimismo, Rosario ha pasado de nuevo a mayores con Suso. Por si fuera poco, el tentador se ha atrevido a decirle por primera vez “te quiero”.