Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El fundador de Microsoft, Bill Gates / EP

Los vínculos de Bill Gates con Jeffrey Epstein dinamitaron el matrimonio del fundador de Microsoft

El 'Wall Street Journal' asegura que Melinda Gates busca el divorcio desde 2019 debido a la relación de su exmarido con el magnate, acusado de abuso y explotación sexual a menores

4 min

Hace una semana, Bill y Melinda Gates anunciaron lo que será el divorcio del siglo, pero al parecer no fue una decisión de última hora. Los abogados de ambas partes negociaron el acuerdo a lo largo de toda esta pandemia, aunque la mujer del fundador de Microsoft empezó a contactar con sus letrados mucho antes.

Según el Wall Street Journal (WSJ), Melinda Gates empezó a hablar con sus abogados hace dos años, en 2019, y una de las cuestiones que podrían haber precipitado la ruptura es la relación que mantenían su exmarido y el magnate Jeffrey Epstein, que se suicidó en la cárcel tras ser acusado de abusar y explotar sexualmente a decenas de jóvenes menores de edad.

La investigación del 'WSJ'

Melinda Gates busca y consulta con abogados el divorcio con el fundador de Microsoft desde 2019, según declararon "personas conocedoras de la cuestión" al WSJ. Además, los expertos del periódico consultaron una serie de documentos legales en los que se demostraba que la separación venía de lejos.

Tras anunciar su ruptura, varios medios estadounidenses publicaron parte de este contenido, donde la mujer aseguraba que su matrimonio estaba "irremediablemente roto", que "no es necesaria la manutención conyugal" y que el pacto de separación determinará la división de sus propiedades. Y todo ello, según el WSJ, por los supuestos vínculos del multimillonario con el magnate caído en desgracia.

El magnate estadounidense acusado de abuso y explotación sexual, Jeffrey Epstein / EP
El magnate estadounidense acusado de abuso y explotación sexual, Jeffrey Epstein / EP

Melinda se lo advirtió en 2013

Según el mismo medio, Melinda y sus asesores legales realizaron varias llamadas en octubre de 2019, justo cuando The New York Times informó que Bill Gates se había reunido con Jeffrey Epstein en numerosas ocasiones. Una de ellas, hasta altas horas de la noche en la casa que poseía el magnate en Manhattan.

El portavoz del fundador de Microsoft, Bridgitt Arnold, alegó que esos encuentros se daban para discutir la filantropía, y que su jefe lamentó haber cometido ese "error de juicio" cuando supo los cargos que se le atribuían. Sin embargo, el WSJ asegura que una exempleada de la fundación de los Gates afirma que Melinda --defensora mundial de las mujeres y las niñas-- avisó a su marido en 2013 de que no se sentía cómoda con Epstein.

El final de Epstein lo precipitó

Jeffrey Epstein se suicidó en su celda el mismo 2019, año en el que fue acusado de abusar y explotar sexualmente a decenas de mujeres adolescentes tanto en su mansión de Manhattan --donde quedaba con Bill Gates o celebridades como el príncipe Andrés de Inglaterra-- como en sus propiedades de Palm Beach y las Islas Vírgenes.

Toda esa relación cercana, sumado al trágico final, habrían llevado a Melinda Gates a firmar el divorcio. Además, el WSJ va algo más allá al apuntar que, una vez emitido el comunicado, los tres hijos de la pareja emprendieron un viaje junto a su madre, dejando a su padre solo en este polémico momento.