Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Rocío Jurado, Rociíto y José Ortega Cano / EP

[VÍDEO] La dura confesión de Rocío Carrasco sobre la boda de su madre con Ortega Cano

Rociíto recuerda la severidad de Rocío Jurado y cómo lloró el día que se casó con el torero

3 min

Los primeros episodios de Rocío. Contar la verdad para seguir viva dejan entrever que la serie va a girar alrededor del impacto de la relación de su protagonista con Antonio David Flores. Pero en el repaso de la misma aparecen otros nombres, como el de su madre, Rocío Jurado, y el de José Ortega Cano.

De la folclórica recuerda la rectitud con la que la educó, la llevó a un internado y le exigía un buen comportamiento, hasta el punto de que le prohibió irse con Antoniodá a Argentona (Barcelona), pero ella no le hizo caso.

Advertencias

Rociíto dejó a su madre “llorando en el suelo”, el día que cumplió 18 años y le comunicó que se iba a Cataluña. Una decisión que tampoco agradó a su padre, Pedro Carrasco, quien le advirtió: “Me vas a arruinar la vida”.

Yo no soy un chisme”, le decía Rocío Jurado, “porque luchó mucho para tener una imagen y no quería convertirse en tema de un corrillo. Todo se hablaba en casa”, rememora su hija.

La boda de su madre

Aun así, el amor de la una por la otra era máximo. Carrasco cree que, “ahora, estaría sentada” a su lado, durante la entrevista. Como lo estuvo ella en el día de la boda entre su madre y José Ortega Cano. Una jornada en la que lloró mucho.

"Mi madre ya se había casado con José, mucha gente conocida, y yo iba a todo el mundo presentando a mi novio. Él estaba encantado. Yo ese día lloré lo indecible y en ese momento viéndola a ella feliz, yo era feliz. Ahí veníamos de que José, meses anteriores, había sufrido una cogida donde estuvo a punto de morir", matiza,

Ortega

Carrasco apunta que a José siempre le tuvo "muchísimo cariño y el ver que estaba bien, era emocionante". Unos sentimientos que en estos momentos han cambiado: "Ahora los sentimientos son diferentes".

Ha sido en ese momento, en el que se han acabado las buenas palabras hacia el exmarido de su madre, a quien le ha dado una dolorosa estocada final. Y es que, confiesa que esa boda que le hizo llorar y que aceptó, igual no fue una buena idea. "No creo que fuese una decisión acertada desgraciadamente para ella, pero ella lo decidió así y estaba enamorada", concluye.