Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La bruja Aramis Fuster / MEDIASET

[VÍDEO] Aramis Fuster interviene en la invasión de Ucrania

La bruja más famosa de la televisión comparte un ritual que ha hecho "para acabar con Vladimir Putin"

4 min

Aramis Fuster ha entrado de lleno en la invasión de Ucrania. Lo ha hecho desde Barcelona, donde vive, y a través de lo que más sabe hacer, con un conjuro. De hecho, apunta que no cuenten con ella para Supervivientes, "estoy ocupada en acabar con Putin", se disculpa.

Ella misma recordó que sus deseos funcionaron con Paz Padilla, a quien puso en su libro negro y desde entonces no levanta cabeza. La prueba definitiva sería su despido de Telecinco.

Budú

Con Putin ha sido mucho más complicado. Ha tenido que hacer varios pasos. Por un lado ha usado una especie de muñeco sin su cara para hacerle budú. “He buscado los puntos flacos que son el bazo y el hígado. Lo primero que le he sacado es la salud”, advierte. También le ha pinchado la cabeza, porque “este hombre tiene evidentemente la mente muy distorsionada”, asevera.

Ante las risas que pueda provocar, la bruja advierte: “Esto va en serio, no es broma. Puede que esto la gente a pitorreo es normal, pero que sepan que tengo las fuerzas del bien y el mal y mi favor y las puedo usar cuando quiera., Y este tío se lo está buscando”.

Fuerzas del mal

No podemos seguir dejando que invada Ucrania y su gente”, confiesa en el programa de televisión de Fran Blanco. Allí ha sido donde ha conjurado “a las fuerzas del mal para acabar con un loco que quiere acabar con la humanidad. Ese loco es Vladimir Putin. Conjuro que sus fuerzas se vean mermadas, que su mente sea anulada y que su cerebro le lleve a un ataque de locura y termine donde tiene que esta, bajo tierra”.

No ha sido lo único que ha hecho, ha invocado a Shiva, “para que nos ayude a todos para que terminemos con Putin y se acabamos con ese desgraciado perro sarnoso y también con la guerra”. Aunque ha sido necesario más.

Velas y entierro

“Una vela que puede significar el sufrimiento eterno de una persona, por lo que le procuraremos la muerte”, detalla la pitonisa mientras señala que “lo menos que le puede pasar es que acabe totalmente loco”.

El ritual de la televisión es sólo un paso. La vela y el muñeco se los lleva a un cementerio para realizar “el entierro forzado y cremado de esta persona, digámosle ente”, “debo trabajarlo un poco más”, apunta. Con esto está “segura que a través mío y con la energía que yo lo envío pagará todo el mal que ha hecho”. “Todo esto se acabará porque se acabará tu vida” y en breve “escucharemos decir que esta persona ya está fallando”, asevera. ¿Funcionará?