Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presentador de los informativos de Antena 3, Matías Prats / EP

Susanna Griso desvela el talento oculto de Matías Prats

A sus 70 años, el presentador de informativos más reputado de España sigue siendo un gran desconocido y sorprende con sus dotes

3 min

Matías Prats es el presentador de informativos por excelencia de España. A sus 70 años, lleva en televisión nada más y nada menos que 45 años trabajando como periodista. Pero, pese a tener una de las trayectorias más longevas y sólidas de nuestro país, sigue siendo un gran desconocido.

Y es que el presentador de Antena 3 es muy discreto, y siempre ha tratado de mantener su intimidad en un segundo plano mediático. El problema que tiene es que, además de ser muy reconocido, a lo largo de su vida ha hecho infinidad de amistades, y a veces alguna de ellas revela un nuevo dato sobre Matías Prats. La última en hacerlo ha sido su amiga y compañera Susanna Griso.

El talento de Matías Prats

Después de que Carlos Latre participara en la sección semanal que tiene Francisco Rivera en Espejo Público, de donde se marchó imitando al veterano comunicador, Susanna Griso se acordó irremediablemente de su amigo. Así, de forma espontánea, desveló que Matías Prats comparte el mismo don que Latre: es un gran imitador.

Susanna y Matías han trabajado muchos años codo con codo, donde forjaron una gran amistad. Y al parecer, el presentador empleaba su talento oculto para evitar conversaciones telefónicas cuando no le apetecía hablar. Es decir, cambiaba su voz para no tener que ponerse al teléfono cuando le llamaban a la redacción de informativos.

La anécdota de Susanna Griso

Así pues, ni corto ni perezoso, el periodista cogía la llamada para decir, de forma educada y con una voz completamente distinta a la suya, que en esos momentos no se encontraba en la oficina. Algo que todos creían, porque el tono de su boca no tenía nada que ver con el suyo.

Sin duda, un talento oculto que nunca hubiésemos imaginado y que descubre a un Matías mucho más gracioso de lo que aparenta a través de la pequeña pantalla. Y un don que, de forma divertida y consciente de que al protagonista de la anécdota no le haría ninguna gracia, Susanna Griso ha desvelado entre risas