Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Doña Ana, la madre de Isabel Pantoja / EP

La salud de la madre de Isabel Pantoja preocupa a toda su familia

Doña Ana lleva diez días ingresada en el hospital muy delicada mientras sus hijos esperan noticias desde Cantora

3 min

La salud de la madre de Isabel Pantoja, Doña Ana, preocupa. Y mucho. Lleva diez días ingresada en el hospital y son muchos los testimonios que aseguran que el estado de salud de la matriarca del clan es muy delicada.

A sus 90 años, lucha por sobrevivir tras luchar durante muchos años contra una enfermedad y lo cierto es que en estos momentos la alarma familiar es más que evidente. Un hecho que preocupa a sus hijos, que reciben la información desde Cantora.

Familia

Kiko Rivera, muy unido a su abuela, lamenta que la artista no se haya puesto en contacto con él. Se enteró a través de una llamada de Kiko Hernández. Tampoco Isa P, quien ha tenido menos relación con Doña Ana, sabe de primera mano cómo está la matriarca ya que su madre sigue en sus trece y no ha cogido el teléfono para informar a nadie.

Anabel Pantoja, que también adora a su abuela y que dentro de ocho días se dará el 'Sí, quiero' con Omar Sánchez, no recibió ni un solo aviso por parte de la cantante.  De hecho, desde Sálvame ya hay quien se plantea si va a afectar a su boda.

Malos momentos

Más allá de las agendas de cada uno, la salud de doña Ana es muy delicada que parece que no va a mejorar, al menos por el momento. Este sería motivo suficiente para que la tonadillera guarde silencio.

Por el momento, Doña Ana está ingresada y aislada, con parte médico muy delicado, asevera el reportero José Antonio León. Las informaciones de que estaba teniendo una mejora son falsas, las habrían filtrado los familiares...

Polémica por Paz

Los problemas han llegado con Sálvame. Aseguran que Kiko Rivera, aunque quisiera, no podría visitarla porque está apartada de todo el mundo, ni si quiera Isabel Pantoja se encuentra con ella. Un hecho queha provacado que Paz Padilla lanzará una frase polémica.

"Siento escalofríos de pensar en que doña Ana está a punto de morir y vivirá el mejor día de su vida, le voy a mandar mi libro a Isabel", sugiere la cómica. Muchos han lamentado la desafortunada frase y el afán de protagonismo que desea. Las redes arden.