Menú Buscar
Pásate al modo ahorro

Salen a la luz los planes de huida de Tomás Gimeno

El padre de las niñas desaparecidas en Tenerife reveló sus intenciones de escapar a otro continente dos meses antes de su desaparición

3 min

Desde el pasado 27 de abril sigue activo el dispositivo de búsqueda de Tomás Gimeno y sus dos hijas, Anna y Olivia, desaparecidos a última hora de la tarde de ese mismo día en Tenerife.

Ahora, cuando se cumple un mes desde que Beatriz Zimmerman, madre de las pequeñas y expareja de Gimeno, denunció su desaparición, ha salido a la luz una reveladora conversación que mantuvo la pareja y que da a conocer la voluntad de huir por parte del tinerfeño.

Búsqueda por tierra, mar y aire

El padre no devolvió a sus hijas a la hora acordada y, desde entonces, la Guardia Civil, Salvamento Marítimo y Emergencias trabajan a destajo por tierra, mar y aire para localizar a los tres. En el marco de la investigación, a lo largo de estas cuatro semanas, han sido muchas las diligencias practicadas que van desde rastreos en la casa y las cuentas bancarias de Tomás, hasta duplicados de la SIM de su teléfono móvil.

De hecho, al dispositivo se ha sumado también un destacamento de la Unidad Central Operativa (UCO) del instituto armado y se espera que en los próximos días lo hagan un barco sonar y un robot subacuático con cámara para llevar a cabo las labores de rastreo del fondo marino.

Varias hipotesis

La complejidad del caso requiere a los investigadores mantener abiertas todas las hipótesis: las que apuntan a que Tomás tiene secuestradas a sus hijas en el extranjero --motivo por el cual sigue decretada la orden de búsqueda internacional-- y las que dan respaldo a un posible parricidio.

Con todo, Zimmerman se muestra esperanzada de encontrar a sus hijas con vida. Quizá en ello influye el cruce de mensajes que mantuvo con el padre de sus hijas hace dos meses y que hoy el portavoz de Beatriz ha revelado para Espejo Público.  

Una conversación

Joaquín Amills ha explicado que Tomás no logró superar su separación ni que su pareja rehiciera su vida con un hombre belga varios años mayor que ella. Una razón que le llevó incluso a pensar en huir a otro continente mientras ella le intentaba ayudar a sobrellevar su ruptura con vídeos de autoayuda.

"Una cosa es salir de la zona de confort, y otra es cambiar de continente. Qué fácil es aceptar que pierdes una familia con la que llevas toda una vida, perder el control de tus hijas”, dijo Tomás.