Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Rocío Carrasco, Rociíto / MEDIASET

[VÍDEO] Rocío Carrasco: "El padre le hacía chantaje emocional al niño"

Rociito asegura que Antonio David iba a ver al niño al colegio para decir que le echaba de menos y que debía estar con él

3 min

¿Chantaje de Antonio David a Rociíto con su hijo? Rocío Carrasco ha revelado en el capítulo de este miércoles cómo perdió la relación con su hijo David. Un niño que define como “cariñoso”, “muy familiar”, “bondadoso y piadoso”, hasta que las cosas empezaron a cambiar.

David empieza a cambiar a partir de que su hermana no está ya en la casa”, reconoce. “El padre iba a ver al niño al colegio durante el periodo” que estaba a cargo de su madre y le hacía "chantaje emocional". 

Amenazas

Entre otras cosas que le decía Antonio David a su hijo es que "tienes que estar con nosotros", "tu hermana te echa de menos", según relata Rociito. En esa época. Incluso un día llegó él con Rocío Flores, quien le dio un recado a su hermano: "Dile a tu madre que va a llorar lágrimas de sangre y hasta que no la vea en la cárcel no voy a parar”, según contó el pequeño. 

En esa misma época, la hija de Rocío Jurado vio que su chico "se volvió un niño arisco, reaccionario, desagradable en la forma de hablar". "David empieza a tener unos cambios de actitudes. Me doy cuenta en el colegio. Me doy cuenta que de repente se ha peleado con un niño o decía palabras que pensaba que no tenía en la cabeza", hasta el punto que un día llega con la nariz rota porque se había peleado con un compañero de colegio.

Promesas

Carrasco asegura que su hijo, en su día, podía pasar hasta tres días estudiando, pero de repente, no quería. Entre otras le decía que no hacía falta que estudiara porque su padre lo haría famoso. "Le dijo que iba a grabar un disco, que le iba a llevar a La Voz", cuenta ella.

“Yo ya me estaba oliendo que iba a terminar como había terminado lo otro”, apunta la madre. Un hecho que se acabó confirmando un mes antes del día de su boda con Fidel Albiac. El 23 de julio de 2015, es el último día que Rociito ve a su hijo por última vez.