Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
José Ortega Cano / EP

Ortega Cano reaparece de la mano de Ana María Aldón tras las medidas cautelares contra la docuserie

El diestro hace frente a las polémicas relacionadas con la segunda parte de la docuserie de Rocío Carrasco rodeado de su familia

3 min

José Ortega Cano no está pasando por su mejor momento. Su reaparición en televisión hace unas semanas en Viva el verano y el triángulo amoroso que ha protagonizado junto a su mujer, Ana María Aldón, y la fallecida Rocío Jurado lo han puesto en el punto de mira. A eso hay que sumarle el inminente estreno de la segunda parte de la docuserie de Rocío Carrasco, En el nombre de Rocío.

Ante lo que puedan ocultar las imágenes de la segunda temporada y, sobre todo, los escritos que la artista habría dejado a su hija, Ortega Cano ha tomado una drástica decisión: ha pedido medidas cautelares para evitar que la hija de su exmujer vulnere su derecho al honor o a la intimidad en la serie documental. Tanto él como su hija, Gloria Camila, estarían dispuestos a pedir dicha sentencia o, incluso, a revisar el testamento de ‘La más grande’.

Medidas legales

Según el abogado del diestro, la petición de medidas cautelares al juez “está muy avanzada”, aunque no ha querido dar más detalles del caso, ya que jurídicamente es muy complejo. Lo único que ha desvelado es que el viudo de la Jurado “está mal por lo que está escuchando, pero fuerte y con la conciencia tranquila”.

En medio de todas estas polémicas, José Ortega Cano ha decido rodearse de las personas que más apoyo le brindan, que son su mujer, Ana María Aldón, y la madre de la colaboradora, que se encuentra en estado delicado de salud. La familia se encuentra en Cádiz disfrutando de un largo verano después de una corta visita a Zaragoza para aclarar los temas judiciales con su abogado.

Se apoya en los suyos

El maestro ha paseado tranquilo junto a su familia evitando responder a las preguntas sobre las polémicas que lo rodean. Se ha limitado a decir que se encuentra “bien” y a lamentarse diciendo que “no le puedo decir nada más, lo siento”. Al menos, José Ortega Cano ha dejado claro que se encuentra mejor que estas últimas semanas, aunque sus próximos pasos sean aún un misterio.