Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El actor Dustin Diamond, Screech en 'Salvados por la campana' / EP

Muere Dustin Diamond, el inolvidable Screech en 'Salvados por la campana', víctima del cáncer

Hace apenas tres semanas que le detectaron un carcinoma, pero ha avanzado tan rápidamente por su sistema que no ha dado tiempo a reaccionar

3 min

El actor Dustin Diamond, conocido por su papel de Screech en Salvados por la campana, ha fallecido este lunes 1 de febrero tras una dura batalla contra el cáncer. A sus 44 años, Diamond anunció el pasado 15 de enero que padecía un cáncer de pulmón en estadio cuatro que le obligó a ingresar en un hospital de Florida.

El actor luchó hasta el final con la intención de vencer a la enfermedad, pero se la detectaron demasiado tarde. Tras un empeoramiento vertiginoso, Diamond falleció ayer por la tarde acompañado de su pareja, la que estuvo junto a él en todo momento... hasta el final.

Un diagnóstico fulminante

El representante de Dustin Diamond, Roger Paul, ha sido el encargado de confirmar el fallecimiento del actor a través de un emotivo comunicado en el que ha confirmado "la muerte de Dustin este lunes 1 de febrero a causa de un carcinoma. Fue diagnosticado con esta maligna, brutal e incansable forma de cáncer hace tan sólo tres semanas. En ese tiempo avanzó rápidamente por su sistema, teniendo como única misericordia su rápida ejecución. Dustin no sufrió, no tuvo que estar sumergido en el dolor. Por eso estamos agradecidos".

"Llevábamos trabajando con Dustin desde hace 21 años, no hace falta decir que nuestra relación era más que de trabajo: él formaba parte de nuestra familia. Era un individuo gracioso y lleno de vida cuya gran pasión era hacer reír a otros. Era capaz de percibir y sentir las emociones de la gente a tal extremo que podía sentirlas", señaló su representante.

Un papel, toda una vida

Dustin Diamond será recordado siempre como Screech, su personaje en Salvados por la campana. Una serie que ha marcado la infancia y la adolescencia de toda una generación, emitida entre 1989 y 1993, donde el actor interpretaba con gracia y maestría el personaje del típico mejor amigo --divertido, poco agraciado y tan torpe como gracioso-- del protagonista, Zack Morris (Mark-Paul Gosselaar).

Posteriormente participó en otras series y en varios reality shows, pero nunca recuperó la fama que le dio esa primera interpretación de Samuel Screech Powers. Sus compañeros de elenco han sido de los primeros en pronunciarse sobre su adiós​, y destacan "la fragilidad de la vida" y los "destellos brillantes" que solo "un verdadero genio de la comedia" como él podía conseguir.