Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Mr. Kilombo / NATALIA ECHEVARRÍA

Mr. Kilombo: “Viene una época en la que la música en directo gozará de buena salud”

El cantautor pasará por L'Hospitalet de Llobregat en su gira mientras prepara nuevas canciones para su próximo proyecto

15 min

Miki Ramírez, más conocido como Mr. Kilombo, es una de las grandes apuestas musicales del panorama nacional. Sus canciones se caracterizan por sus letras sutiles, su vitalismo y su sonido cuidado. El cantautor destaca por sus colaboraciones con artistas como Rozalén, El Canijo de Jerez, El Kanka, Muerdo, Pedro Pastor, El Niño de la Hipoteca y Macaco (con el que también ha girado como parte de su banda durante siete años).

Mr. Kilombo publicaba a finales del 2020 su quinto trabajo, Cortocircuitos, con el que actualmente se encuentra girando por todo el país. El próximo 27 de mayo actuará en la Sala Salamandra de L’Hospitalet de Llobregat. “Tengo dos vertientes: soy muy cantautor, he hecho muchísimos conciertos de guitarra y voz, siempre me ha gustado ver las canciones desnudas y crudas y, sin embargo, luego tenemos una banda que tiene un directo bastante potente”, desvela en una entrevista con Crónica Directo sobre su propuesta.

--¿Cómo se siente al tener una gira en tiempos tan complicados?

--Ahora justamente empieza a ser un momento bastante bueno para la música en directo. Creo que hay muchas ganas y se vuelven a abrir las salas, las que han sobrevivido, ya que muchas se han quedado por el camino. Todas las bandas cercanas están girando y creo que viene una época en la que la música en directo gozará de buena salud, de toda la que no ha gozado en los últimos meses.

--¿Cómo es un concierto suyo?

--A mí me gusta que la gente nos descubra poco a poco, ha sido una cosa cocinada muy a fuego lento y se ha ido sumando gente. Lo que lo que sí que noto en estos momentos es mucha cercanía, una complicidad muy grande, mucha interactividad, ocurren muchas cosas, entonces cada concierto es bastante diferente. Hay algunos que se nota que hay una escucha más profunda, un silencio más denso, y otros que la gente está con más ganas de expresarse y de bailar. A nosotros nos gusta incorporar eso que nos encontramos por el camino y meterlo dentro del show.

--¿Qué propone?

--Nuestra propuesta es bien sencilla. Somos cuatro personas tocando y no hay mucho misterio, no hay trampa ni cartón, no hay secuencias, no hay nada grabado, es literalmente lo que lo que nos apetece que ocurra. Tenemos mucho margen para la improvisación, para notar un poco la energía que se crea y reaccionar. Te entran ganas de hacer una cosa u otra depende del estado en el que estés y somos bastante receptivos a eso.

--¿Cómo adaptó sus conciertos a la situación sanitaria?

--Hemos hecho shows diferentes para cada espacio prácticamente, pero yo creo que en el fondo hay una raíz común que es el motor de todo que es el gusto por las canciones. Al final, todo el mundo quiere expresarse y de bailar, de desenfadarse, pero lo principal que trae a la gente a nosotros es el gusto por las canciones. Eso ha estado siempre presente. Si ha sido un sitio más grande, más diáfano, más de baile, a veces a lo mejor hemos metido un poco más de volumen, con una energía más loca. Y lo que hicimos el año pasado en la gira de teatros fue una cosa más de escucha, de llegar a esa fibra desde otro lugar. Pero al final yo creo que la sensación global que se te queda es muy parecida porque las canciones son las que son.

--¿Cómo ve al público en este regreso?

--Vienen con una energía realmente diferente, noto un poco el pulso social en que la gente tiene ganas de desinhibirse, desenfadarse, olvidarse de muchas cosas, y a nosotros nos gusta poder ser un canal para eso. Hace mucho tiempo que veo mucha gente conectada con las canciones. Antes de la pandemia estábamos en un momento súper bonito y durante la pandemia hemos encontrado espacios y maneras de poder contar nuestra historia y hemos notado muchísimo el apoyo y las ganas. Ahora lo notamos de otra manera quizá un poco más frenética.

--Estrenó el disco justo antes de la pandemia, ¿cómo vivió toda la época?

--Fue un disco que tardamos tiempo en hacer y lo sacamos en febrero de 2020, así que se quedó un poco un poco cojo. Yo tuve mis épocas, como todo el mundo, la verdad que lo viví hasta el hartazgo, como todos, y estoy un poco cansado de hablar de la pandemia. Después del primer shock inicial, hubo un momento de desconexión total qué me refugié en la naturaleza, en perderme un poco y fue un momento bastante íntimo para mí. Luego hubo otra época que empezamos a trabajar más, que fue más confusa y también con más altibajos. Y ya en la última etapa de alguna manera te acostumbras. Esa fue la que más me costó porque los conciertos eran cada vez de una manera, no sabías exactamente a qué atenerte y cambiaban las regulaciones todo el rato. No sabías muy bien cómo comportarte encima del escenario, si pedir que la gente se alegrara o pedir que estuvieran tranquilos. Hubo un poco más de incertidumbre, de no saber cómo hacer. Y ahora parece que podemos volver un poco a los conceptos de toda la vida.

--Hace dos años que salió su disco, ¿cree que a la gente le está llegando ese mensaje que quería transmitir?

--Sí, porque es un disco que básicamente habla de la superación de obstáculos desde mi óptica, mis vivencias concretas, pero que es muy extrapolable a la situación que tenga cada uno. Además, creo que nos salió bastante bien reflejada esta cosa que tengo yo de intentar darle a cosas más densas una visión más liviana. Creo que es algo que me caracteriza y que me gusta que sea así.

Mr. Kilombo en concierto
Mr. Kilombo en concierto

--¿Sigue trabajando esa idea en sus próximas canciones?

--Sí, al hacer canciones, el margen de maniobra que tengo es muy poco porque sale lo que sale. Es un proceso en el que no eres dueño al cien por cien de lo que ocurre, te metes en una burbuja y acaba saliendo una cosa de dentro de ti que es un poco incontrolable. Pero creo que sí, que está presente. No tengo el disco entero terminado, estoy empezando a grabar y a encontrar cómo va a ser la siguiente etapa.

--En su último disco hay una canción que se titula ‘Todo cambia’, ¿cómo ha cambiado desde ese último trabajo?

--De entrada, ha cambiado mi sensación de estabilidad. Justamente esa canción tiene una frase que dice “deja que se mueva un poco el suelo”. A mí el suelo se me ha movido muchísimo. Hemos aprendido a mantener el equilibrio, aunque el suelo se mueva, hemos aprendido a relativizar un poquito y a saber que nada de lo que tenemos es tan seguro. Yo estaba en un momento que me las prometía muy felices, empezaba una gira que estaba yendo genial, era el momento más dulce probablemente de mi carrera y de un día para otro se fue todo a la mierda. Aun así, con toda la dureza y con todo lo que ha ocurrido, hemos sobrevivido, seguimos haciendo música, seguimos estando de gira, y creo que eso es una enseñanza importante.

--A nivel de sonido y de temática, ¿en qué está trabajando?

--A nivel de sonido, abrimos un melón con el último disco que me gustó mucho y que tengo más por explorar ahí. Voy a repetir equipo, también con el mismo productor, Paco Salazar, y será un disco que lo comparo con las películas de primeros planos. Cuando no hay mucho presupuesto, la película tira de primeros planos. En este caso no es por el presupuesto, sino por el concepto. Me gusta la idea de que se escuche bien la madera de la guitarra, la parte original y, sin embargo, que no se pierda el baile. Eso lo hemos conseguido haciendo sonidos muy pequeñitos y muy amplificados, buscando que suene bien la textura. Ese es un poco el camino que queremos seguir explorando, los instrumentos vistos muy de cerca, y por ahí encuentro como un equilibrio muy bueno.

--¿Qué le caracteriza?

--Yo también tengo dos vertientes, soy muy cantautor, he hecho muchísimos conciertos de guitarra y voz, siempre me ha gustado ver las canciones desnudas y crudas y, sin embargo, luego tenemos una banda que tiene un directo bastante potente. Yo quiero conciliar esos dos mundos y hacer que los dos sean coherentes y sean lo mismo en esencia. Lo estoy consiguiendo con este trabajo que estamos haciendo de sonido retocado y que esté bien presente, que haya pocos elementos, que esos elementos se distingan bien y que haya buen espacio para la voz. Ese creo que es un camino que vamos a seguir y que genera un sonido bastante característico.

Mr. Kilombo
Mr. Kilombo / EP

--Estamos viviendo en una época de experimentación muy fuerte en la música, ¿está a favor de ello o de mantener la esencia?

--Me imagino que estoy en un punto medio. La experimentación, si no está la base y el fondo, no me interesa nada, pero si está, me parece maravillosa. No es experimentar por experimentar, es ver en qué dirección quieres ir. Personalmente, cada uno tiene su manera de hacer, hay gente que trabaja con los sonidos de una manera súper creativa y que el propio mensaje está en los sonidos y son una cosa artísticamente muy interesante. Yo soy hijo de las canciones, a mí me gustan las canciones y una buena canción lo es en los años 20, en los 80 y en el 2022. Teniendo eso como base y como centro, sí que me encanta jugar con el sonido, buscar texturas nuevas, pero siempre dejando el hueco a la canción. 

--A nivel creativo, ¿se encuentra en un momento de inspiración?

--A mí estar en movimiento me inspira mucho. La verdad que soy más de componer en activo que de parar para componer. Estoy en un momento de mucha proposición y poca concreción. Estoy como en un batiburrillo de ideas y probando ritmos nuevos. Sí que tengo algunas dudas sobre hacia dónde irá el proyecto, porque tengo muchas ideas y todas me gustan, pero creo que es un momento bueno creativo, luego el otro es más el trabajo de orfebre, de coger todo ese material y traducirlo en algo.

--¿En qué punto se encuentra el disco?

--Tenemos tres canciones ya muy avanzadas, lanzaremos una ahora, iremos sacando singles durante el año y luego tengo muchos trocitos que estamos haciendo ahora. Siempre soy muy impulsivo para sacar el material, en cuanto lo tengo listo lo saco. Soy totalmente independiente, precisamente por esto de los tiempos no quiero dejarle mi material a una discográfica, así que realmente lo que voy sacando es porque lo tengo calentito, recién hecho. Es algo que me gusta porque así también voy conociendo las canciones a la vez que todo el mundo. No soy muy fan de tener un material y esperar el momento bueno a nivel calendario para sacarlo, porque al final cuando sale estás un poco aburrido y lo has escuchado demasiado. A mí me gusta sorprenderme a la vez que el público.

--¿Cómo lo hace para grabar?

--Es imposible porque cuando estás grabando lo tienes que escuchar 20 veces, pero incluso en la grabación yo me cuido mucho de escuchar demasiado lo que estoy haciendo, para eso tengo un equipo. Lo escucho las mínimas veces para tomar las decisiones, pero intento que no sea un proceso repetitivo para que no se me desvirtúe la canción en la cabeza cuando salimos a la carretera.