Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Conor McGregor

Tres momentos en los que Connor McGregor ha perdido los papeles

El luchador irlandés de artes marciales mixtas ha vuelto a ser noticia tras ser detenido por atacar el autobús en el que se encontraban otros luchadores de la UFC

3 min

Conor McGregor, el famoso luchador de artes marciales mixtas que fuera campeón de la UFC, ha vuelto a ser protagonista por una cuestión extradeportiva: ha sido detenido por atacar un vehículo en el que iban otros luchadores de la UFC. En el vehículo se encontraba Khabib Nurmagomedov, el que podría haber sido su posible rival para recuperar el cinturón que le fue despojado después de llevar sin competir desde el año 2016.

El luchador irlandés lleva dos años sin competir y su figura cada vez es más conocida por sus constantes polémicas que parecen aupadas por la competición llamar la atención. Recopilamos los momentos más controvertidos del personaje:

Lanzamiento de botellas en un evento publicitario

Conor McGregor y Nate Díaz protagonizaron un evento publicitario para promocionar su combate en la UFC 202. La rivalidad entre ambos luchadores eran conocida. El irlandés no dejaba de provocar mediante palabras y cuando el equipo de Nate Díaz se marchaba de la sala, comenzaron a lanzar botellas de agua contra McGregor y su equipo. El irlandés respondió lanzando más botellas. McGregor fue multado con 150.000 dólares y horas de servicios comunitario, pero se negó a pagar el castigo y la UFC no hizo nada.

Pelea con un alumno de ‘The Ultimate Fighter 22’

The Ultimate Fighter 22 es un programa de televisión en el que un grupo de luchadores tratan de lograr un contrato en la UFC. McGregor dirigía uno de los equipos de luchadores y acabó provocando a Cody Garbrandt, uno de los alumnos del equipo rival que estuvo a punto de ir a más.

Intento de sillazo

En otra conferencia de prensa, esta vez en la previa al UFC 205, McGregor intentó dar un sillazo al luchador Eddie Álvarez después de que este tuviera que coger el cinturón que el irlandés le había quitado de su mesa. Tuvo que intervenir el propio presidente de la competición y nuevamente no fue castigado por la organización.