Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una foto de María Teresa Campos tras su anterior ingreso

María Teresa Campos sale del hospital tras una semana ingresada

La popular presentadora continuará en casa la recuperación del ictus, que le ha afectado a la visión

3 min

María Teresa Campos ha recibido el alta en la Fundación Jiménez Díaz de Madrid este miércoles 24 de mayo. La periodista ingresó allí el pasado 16 de mayo tras haber sufrido una isquemia cerebral mientras se encontraba en su casa. Gracias a la rápida actuación de su personal de servicio, los médicos pudieron actuar a tiempo.

Ahora, la presentadora de 75 años ha salido de su ingreso hospitalario para continuar con su recuperación en casa. Arropada por sus dos hijas, Terelu y Carmen Borrego, María Teresa ha contado con el apoyo de todos sus familiares y amigos. Sus dos nietas mayores han pasado varias noches cuidando a su abuela, turnándose así con las hijas de la presentadora.

Entre lo más comentado de este ingreso hospitalario está la ausencia de Edmundo Arrocet. El humorista chileno se encuentra concursando en Supervivientes por lo que desde un primer momento, su pareja pidióque la organización no le comunicase nada acerca de su ictus.

Además, el hijo menor de Bigote visitó este sábado a la periodista en el hospital, allí Teresa le volvió a decir que no quería comunicarle nada de lo que había ocurrido a Edmundo. Aún así, Carmen Borrego afirmó que piensa que el chileno se enfadará cuando se entere de los problemas de salud que ha tenido su pareja: "Estoy segura de que Edmundo se va a cabrear".

Tras el susto inicial, toca analizar las posibles secuelas que vaya a sufrir María Teresa. "Habla con normalidad, el ictus no le ha afectado a la movilidad solo a la visión. Si se tapa uno de los dos ojos ve, en la visión compartida te ve doble o triple; lo vamos tapando indistintamente a lo largo del día, uno y otro", explicaba la propia Terelu Campos en unas declaraciones que recoge Lecturas.

Sus problemas de visión son los que más preocuparían a los médicos; por eso, María Teresa ha salido con gafas de sol mientras agradecía el cariño y apoyo recibido públicamente.