Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La actriz australiana, Margot Robbie, durante la gala de los Globos de Oro / EP

Margot Robbie, sobre el rodaje de 'El lobo de Wall Street': "He sido acosada sexualmente"

La actriz australiana revela nuevos secretos del trabajo que la llevó a lo más alto de la industria: cortes, alcohol y escenas polémicas

4 min

La actriz Margot Robbie alcanzó la fama con su interpretación en El Lobo de Wall Street, donde obtuvo el papel de Naomi Lapaglia. Un gran salto profesional en su carrera gracias a estar bajo las órdenes de uno de los más grandes de la industria, Martin Scorsese.

Sin embargo, la australiana ha contado en más de una ocasión que el rodaje fue el más duro de su vida, y muy en parte por la gran cantidad de escenas sexuales que tuvo que protagonizar. Y una de ellas fue especialmente dura: tuvo que beber tequila para grabarla, le provocó cortes en la espalda y le llevó a pensar por primera vez que había sido "acosada sexualmente".

Una escena sexual dolorosa

La carrera de Margot Robbie dio un salto enorme con su papel en El Lobo de Wall Street, pero el rodaje fue sumamente complicado. De hecho, en una escena en la que su personaje practicaba relaciones sexuales con Jordan Belfort, el personaje interpretado por Leonardo DiCaprio, la actriz sufrió varios cortes en la espalda.

La actriz australiana Margot Robbie en el rodaje de 'El lobo de Wall Street' / YOUTUBE
La actriz australiana Margot Robbie en el rodaje de 'El lobo de Wall Street' / YOUTUBE

Según ha comentado la australiana en una entrevista concedida a Porter, el motivo fue que el acto sexual se practicaba sobre una cama repleta de billetes, y los dólares estaban completamente nuevos. Debido a eso, mientras recreaba el movimiento sexual, las puntas de los billetes le iban haciendo pequeños pero dolorosos cortes.

Recurrió al tequila para rodarla

Hace unos años, Margot Robbie confesó al New York Times que se preparó para la escena con una botella de tequila: "Estaba temblando, asustada, todo el tiempo pensaba que no la iba a poder hacer. Cuando llegué, cuando me tocó hacerla, me tomé tres tragos de tequila y luego me quité la ropa y la hice. Me ayudó a evitar que me temblaran las manos y me dio un pequeño impulso de confianza", dijo en su momento la actriz, que recurrió al alcohol en más de una escena de El Lobo de Wall Street.

Pero ahora, además, ha reconocido que fue más duro de lo que contó entonces: "El público no lo ve, pero en realidad estamos en una habitación pequeña con 30 miembros del equipo técnico. Todos hombres. Durante 17 horas estuve fingiendo estar tocándome". Por eso, en el mismo sentido, la australiana se ha referido por primera vez al acoso sexual en el cine: "No sabía lo que era eso, lo del acoso. Es de locos. No sabía que se podía decir: 'He sido acosada sexualmente' sin que nadie te estuviese tocando. Que podías decir: 'Esto no está bien'. No tenía ni idea...", se ha sincerado Margot Robbie.