Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El colaborador de 'Sálvame' Kiko Hernández / MEDIASET

Kiko Hernández, demandado por acoso: "Se ha interpuesto una orden de alejamiento"

El colaborador de 'Sálvame' se enfrenta a una condena de 300.000 euros en caso que ya está en el Tribunal Supremo

3 min

Kiko Hernández lleva más de una semana sin aparecer por Sálvame y aún así le surgen problemas. Esta vez, judiciales y con acusaciones muy graves.

Un exconcursante de Acorralados, Liberto López de la Franca, asevera que el colaborador lo acosa por una denuncia previa que interpuso contra él y ha requerido una orden de alejamiento.

"Derecho al honor"

El caso se remonta a 2011 y vuelve a resurgir por otras causas en la actualidad. Por aquel entonces, Telecinco emitía el citado reality y Hernández los comentaba a través de un blog de la cadena. Allí, con su estilo habitual, habló del demandante.

El participante del concurso lo demandó al salir. Lo acusa de por "presunta intromisión ilegítima en su derecho al honor, intimidad personal y propia imagen" y le reclama 300.000 euros por ello: "150.000 euros por daño emergente y otros 150.000 por lucro cesante".

Acoso por WhatsApp

Todo eso fue archivado, aunque la supuesta víctima ha presentado un recurso este año ante el Tribunal Supremo y ha sumado otras denuncias. López asevera que, desde la primera sentencia del caso, Kiko le manda mensajes de WhatsApp “en el que me dice una serie de cosas", entre ellas que le tocará pagar las costas.

“Al hacer esto este señor, yo creo que es una cuestión de acoso. Este hombre ha roto unos límites procesales y extraprocesales al ponerse en contacto conmigo”, apunta Liberto. "Está acosándome de una manera directa hacia mi persona”, asevera.

Medidas cautelares

Ante estos hechos, el pasado 11  de octubre interpuso una demanda por "acoso telefónico y por utilizar mi imagen sin permiso" ante el Juzgado de Guardia de Ciudad Real. “Ahora tendrá que decidirlo el juez”, concluye.

“Se ha interpuesto una cautelarísima y una orden de alejamiento. La orden la he puesto porque aunque yo no vivo en Madrid, mi puesto de trabajo sí está en Madrid. Yo no quiero volver a ver a este señor", matiza.