Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Kiki Morente en los Premios Hombre del Año Esquire / EP

Kiki Morente aclara las fotografías con una mujer que no es Sara Carbonero

El cantaor desvela qué relación mantiene con la joven que lo acompañó hasta su casa durante la noche

3 min

Kiki Morente vuelve a subirse al escenario por El Latido Flamenco para celebrar que se encuentra en su mejor momento personal y profesional. Como no podía ser de otra forma, el hijo de Enrique Morente acudió a la cita como una de las grandes promesas del flamenco de nuestro país.

Sin embargo, ha aparecido en las noticias esta semana por otra razón. En las últimas horas ha estado en el punto de mira por la publicación de unas imágenes en las que aparece muy bien acompañado por una mujer rubia a altas horas de la madrugada.

Encuentro con otra mujer

Tras un evento, el artista se fue acompañado de la joven y compró un par de latas de bebidas para adultos a un vendedor ambulante. Como si de todo un galán se tratara, le prestó su abrigo, para que no pasase frío. Juntos, se acomodaron dentro en un taxi que les dejó en la vivienda de Kiki y se adentraron en el interior del domicilio.

Algo que el cantaor ahora ha aclarado: "Es mi comadre, Vicky Marcos". Muy discreto con su vida privada e intentando evitar las preguntas sobre su relación con la periodista, el artista sí que confirmó que vive uno de los mejores momentos de su vida: "Estoy feliz, claro que sí, hay que estar contento e ilusionado".

Tradición familiar

Perteneciente a una saga de artistas, Kiki reconoce que en su familia hay grandes figuras del flamenco aunque para llegar a triunfar hace falta mucho trabajo: "Hay que trabajar siempre, es una carrera, igual que todas y la música hay que llevarla siempre acompañando todo lo que reúne a uno, trabajando y estudiando, nunca dejando de aprender".

Consciente de la suerte que tiene de pertenecer a la saga Morente, Kiki asegura que su padre sí que le dio algún consejo antes de marcharse: "Que lo que hiciese, lo hiciese bien, que le dedicase tiempo, que era difícil, pero le gustaba, estaba contento".