Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Karlos Arguiñano en 'Dos parejas y un destino' / RTVE

Karlos Arguiñano confiesa que a su mujer le está pasando factura el Covid

El cocinero se convierte en el anfitrión de ‘Dos parejas y un destino’ y descubre el País Vasco junto a los protagonistas

3 min

Karlos Arguiñano fue el anfitrión de lujo de Anne Igartiburu, María del Monte, Gonzalo Miró y Florentino Fernández, los protagonistas de Dos parejas y un destino. El programa de viajes y entrevistas se reúne cada semana con un famoso sorpresa que organiza dos recorridos para las parejas del programa.

En esta entrega, los participantes visitaron el País Vasco, donde Arguiñano llevó a Gonzalo y Flo a un caserío rural de lujo para practicar deportes propios de la región, mientras que Anne y María se alojaron en uno de los hoteles más exclusivos de San Sebastián e hicieron una ruta en Harley Davidson.

Miedo

Durante la comida, el cocinero confesó que la pandemia "se está haciendo muy larga ya". Y en este caso, su mujer es una de las que lo está pasando muy mal por el virus, ya que tiene mucho miedo y no quiere salir de casa para evitar contagiarse. "Luisi, mi mujer, no sale de casa por la pena. Me dice 'tú sales mucho'", desveló.

Anne Igartiburu, que demostró delante de todos los comensales la amistad que le une con el cocinero, aseguró que Luisi siempre ha estado a pie de cañón y que ha sido quién ha sacado su casa adelante cuando éste faltaba por trabajo. "Mi mujer ha sido capitana toda la vida", confirmó Arguiñano.

Muy difícil

De hecho, Karlos comentó que lo mejor que tiene en su vida es que sus hijos y nietos vivan al lado suyo, algo que es una suerte, pero que este año ha sido complicado. "No poder abrazar a un nieto o a una nieta, ha sido... buff", confesó. 

El momento más gracioso de la comida llegó cuando el chef recordó el rumor que hubo hace años sobre que había tenido un romance con Anne Igartiburu, y ambos aseguraron que no fueron más que habladurías.